Madrid. La eléctrica española Iberdrola ha llevado a los despachos de la Unión Europea la intensa pugna que libra con Enel por la mayor distribuidora de electricidad de Brasil, acusando a la italiana de competencia desleal y de desvirtuar las reglas de juego del mercado debido a su condición de empresa con titularidad pública.

En una carta dirigida a autoridades de competencia y energía de la Comisión Europea a la que tuvo acceso Reuters, Iberdrola arremete duramente contra Enel, uno de sus principales rivales tanto en España a través de Endesa como en Latinoamérica.

Iberdrola sugiere en la misiva que la Comisión actúe para enmendar la posición privilegiada que considera tiene Enel - controlada por el Tesoro italiano en un 23,6% -como antiguo monopolio eléctrico italiano.

“Iberdrola está valorando cuidadosamente las acciones legales que podría tomar para garantizar que la Comisión Europea examine meticulosamente si Enel y el Estado italiano están cumpliendo con la normativa de competencia aplicable a las empresas de propiedad o control público”, dice en la carta.

El regulador brasileño de valores, la CVM, ha fijado el 18 de mayo como fecha límite para pujar por Eletropaulo, que anoche canceló una ampliación de capital de 1.500 millones de reales para no interferir en el proceso tras la última oferta de Enel.

“Ese no parece haber sido el caso dada la variedad e importancia de ventajas y privilegios de los que diariamente se beneficia Enel en Italia”, continúa la eléctrica española.

Entre las ventajas, Iberdrola menciona un mejor acceso a los mercados de capital, tanto en términos de coste de financiación como de rating, así como otras heredadas de su estatus de antiguo monopolio como la elevada cuota de mercado que tiene en Italia y ciertos beneficios regulatorios.

La Comisión Europea declinó hacer comentarios.

Brasil abre la caja de truenos. La batalla que Enel y Endesa libran por el control Eletropaulo escribió anoche un nuevo capítulo.

A través de su filial brasileña Neoenergia, la española volvió a subir su apuesta por Eletropaulo, esta vez hasta los 32,10 reales por acción (o unos 5.372 millones de reales en total), después de que su rival italiana mejorase la suya a 32 euros.

“Sacando partido de su estatus, Enel no está respetando las normas de un proceso competitivo normal de ofertas promovido por empresas privadas”, dijo también la española en la carta.

“Desde el principio, Enel ha tratado de influir en el consejo de Iberdrola y en el regulador brasileño para intimidar a sus competidores con comunicados de prensa parciales”, añadió, en alusión a declaraciones del presidente de Enel y a las críticas de la italiana sobre un acuerdo de Neoenergia y Eletropaulo del pasado 17 de abril que abrió la guerra de ofertas.

El regulador brasileño de valores, la CVM, ha fijado el 18 de mayo como fecha límite para pujar por Eletropaulo, que anoche canceló una ampliación de capital de 1.500 millones de reales para no interferir en el proceso tras la última oferta de Enel.

El miércoles, las acciones de Eletropaulo cerraron en 30,67 reales, tras haberse revalorizado en lo que va de año un 87%.

La compra de Eletropaulo daría lugar al líder del mercado brasileño de electricidad y el propio Galán ha reconocido que las sinergias con Neoenergia, que opera en regiones cercanas a Sao Paulo, son “significativas”.

Eletropaulo gestiona 40.000 kilómetros de redes de distribución en la populosa Sao Paulo y su área metropolitana, y cuenta con 7,2 millones de puntos de suministro.

Enel responde y defiende transparencia del proceso. Ante las informaciones surgidas sobre la carta enviada por Iberdrola, Enel Américas sostuvo que el contenido de la misiva mezcla algunas consideraciones de política energética en el mercado español (relacionadas con una central nuclear que se está cerrando, de acuerdo con las directrices del gobierno), algunas visiones peculiares del desarrollo de los mercados minoristas italianos y, finalmente, la postura competitiva que Enel está tomando frente Iberdrola en la próxima subasta de las acciones de Electropaulo.

Enel sostuvo que ante "la falta de sustancia de todas las acusaciones es bastante sorprendente para un documento de este tipo, y da como resultado una serie de declaraciones confusas con un único objetivo aparente: evitar una competencia justa por Eletropaulo, inmediatamente después de que el directorio de esta empresa haya desistido de continuar con un aumento de capital que habría asegurado una ventaja competitiva única para Neoenergia, una compañía que Iberdrola controla completamente".

Enel Américas sostuvo finalmente que en la licitación en cuestión compite a través de su filial Enel Brasil Investimentos Sudeste, "y espera con ansias la próxima licitación en anticipación de un proceso abierto y transparente ".

* Con información de Reuters y Enel.