Veracruz. El presidente de la eléctrica española Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, instó hoy a Latinoamérica a que no repita en su desarrollo energético los errores cometidos en Europa y apueste por un modelo seguro, sostenible y competitivo respaldado por políticas estables y predecibles.

Sánchez Galán hizo esta reflexión en el X Encuentro Empresarial Iberoamericano que se celebra en la ciudad mexicana de Veracruz en el marco de la XXIV Cumbre Iberoamericana, que comienza mañana en esta misma localidad costera de México.

La demanda energética mundial se incrementará en los próximos 25 años en un 37%, según el responsable de Iberdrola, quien precisó que en regiones emergentes esa demanda puede llegar al 100 % y que en el caso de Iberoamérica las necesidades energéticas se cuadruplicarán en el próximo cuarto de siglo.

En el sector eléctrico, la demanda se incrementará más del 80% en ese mismo periodo, apuntó el ejecutivo.

Cubrir esta demanda, aseveró, requerirá "inversiones cuantiosísimas" cifradas por la Agencia Internacional de la Energía en 21.000 miles de millones de dólares hasta el año 2040.

En Iberoamérica la inversión necesaria en ese horizonte será de US$1.500 millones dice.

Ante este escenario, Sánchez Galán exhortó a Iberoamérica a "aprender de los errores cometidos en Europa para intentar evitarlos" y citó, entre ellos, fallos como la dependencia energética exterior y la pérdida de competitividad, que atribuyó a "haber utilizado la factura eléctrica como un saco" en el que se metieron demasiadas políticas.

Iberoamérica, subrayó el presidente de Iberdrola, tiene una "oportunidad única" y requiere de un "modelo energético seguro, sostenible y a la vez competitivo" que permita a la región no incurrir en los errores europeos.

Para ello, Sánchez Galán consideró imprescindible la existencia de un "marco institucional sólido" y de una "política estable y predecible".

"Latinoamérica tiene un enorme potencial para convertirse en líder en energías sostenibles. El error que hemos cometido en muchos países es que hemos olvidado que junto a la sostenibilidad ambiental está la económica", opinó.

Sánchez Galán destacó lo fundamental de contar con "una planificación adecuada, pero también controlar que se cumpla adecuadamente".

Pidió "apostar por tecnologías suficientemente maduras", así como "buscar soluciones energéticas y no meros productos financieros, un hábito que desgraciadamente aún se está produciendo en bastantes lugares".

También precisó que la apuesta por las energías renovables, debido a su impredecibilidad, ha de realizarse apoyada en tecnologías de respaldo, entre las que citó tecnologías de almacenamiento de energía como centrales de bombeo e hidroeléctricas reversibles.

Sánchez Galán adelantó que Iberdrola, que es la quinta eléctrica del mundo por capitalización, tiene previsto invertir más 15.000 millones de dólares en nuevas instalaciones, de las que al menos la cuarta parte irán destinadas a Iberoamérica.

Además, alabó la reforma energética emprendida por el Gobierno mexicano y consideró que este país es "un excelente ejemplo de cómo se deben hacer las cosas, de manera sistémica, ordenada y con un horizonte muy claro".