Panamá. La aerolínea española Iberia anunció esta semana el aumento a partir del próximo 6 de julio de seis vuelos a la semana a un vuelo diario entre Madrid y la capital panameña, en una movida que uno de sus altos ejecutivos calificó como parte de la consolidación del liderazgo en las operaciones de la empresa en América Latina.

La interpretación sobre este paso la hizo Frédéric Martínez, director de ventas para Latinoamérica de Iberia, en entrevista con Xinhua, en la que recordó que tan sólo hace unos días la compañía había pasado de tener cinco a seis vuelos a la semana entre estos dos lugares.

El ejecutivo expresó, tras una reunión con representantes de medios en que se oficializó el aumento de la frecuencia, que la decisión contribuye a consolidar también el liderazgo en la operación en América Central.

Agregó que la apertura prevista para septiembre próximo de nuevos destinos entre España y Montevideo (Uruguay) y Santo Domingo (República Dominicana) contribuyen así mismo a la consolidación de las operaciones con América Latina.

Martínez explicó que en la aerolínea se estaba consciente de la necesidad de consolidar la oferta con Panamá, un país "cuyo crecimiento es muy fuerte y estable, con un excelente desempeño económico, y varios sectores dinámicos como la construcción, el turismo y el Canal de Panamá".

"Era un crecimiento que queríamos acompañar", agregó, antes de subrayar que la estrategia de Iberia es estar presente en los lugares más importantes de la región, siendo líderes.

4585

Explicó que con las nuevas rutas cuya apertura está prevista para este año, la compañía aérea espera pasar de tener cerca de 200 vuelos entre Europa y América Latina a alrededor de 210 vuelos semanales.

El ejecutivo remarcó que la aerolínea europea está haciendo énfasis, además de en el aumento de frecuencia, en una mejor oferta que incluye aviones más modernos y un producto inolvidable.

Resaltó que de Iberia llegan aeronaves a destinos de América Central como Panamá, San José (Costa Rica), Guatemala y El Salvador, cuyo servicio se complementa con alianzas que se tienen con las aerolíneas Copa Airlines y Taca, y que permiten ofrecer vuelos a todos los destinos centroamericanos a través de acuerdos de código compartido, y tener una red extensa en la región.

Admitió que la llegada de personas de España y Europa, al igual que la demanda de turismo de Panamá hacia afuera, han sido otros factores que han incidido en el enfoque de la aerolínea española.