Madrid. En un trimestre tradicionalmente no rentable para el transporte aéreo, Iberia consiguió recortar sus pérdidas gracias a su drástico plan de contención de costes.

En un hecho relevante, la compañía aérea que redujo entre enero y marzo sus pérdidas netas en 44% a 52 millones de euros (US$65,49 millones) al tiempo que mejoró el resultado operativo en 52%.

La compañía dijo este viernes que cerró el primer trimestre con un resultado operativo EBIT negativo de 75,5 millones de euros frente a unas pérdidas operativas de 147 millones de euros en el mismo periodo de 2009.

Los analistas consultados por Reuters esperaban un EBIT negativo de 80,8 millones de euros y unas pérdidas de 57 millones de euros.

Iberia consiguió esta mejora pese a un descenso de 4,4% de sus ingresos hasta 1.049 millones de euros (consenso analistas 1.083 millones de euros).

Pero en el mismo periodo, los gastos de explotación de Iberia bajaron 9,7%, no sólo por el descenso del precio del crudo sino también por el ajuste de la flota y de la plantilla.

Iberia dijo que operaba a finales de marzo 109 aviones frente a los 120 de hace un año, elevando con esta reducción de la oferta su tasa de ocupación en 4,4 puntos a 80,8%.

Pero en abril, la nube de cenizas volcánicas pasó factura. Iberia dijo este viernes que canceló más de 600 vuelos (cerca de 1.000 incluyendo las franquicias Iberia Regional y Air Nostrum), lo que redujo el tráfico en 9,5% y su tasa de ocupación bajó 3 puntos a 79,7%.

Compañía de bajo costo. Iberia mantiene su objetivo de lanzar una compañía de bajo coste para vuelos de corto y medio radio antes de finales de 2010, según dijo el presidente de la compañía en una conferencia con analistas.

"Estamos negociando con los pilotos y el objetivo sigue siendo el lanzar una compañía de bajo coste antes de finales de año", dijo Antonio Vázquez, presidente de Iberia.

Esta compañía forma parte del plan estratégico 2012 de Iberia y se ocuparía de vuelos de corto y medio radio.

Directivos del grupo añadieron que Iberia prevé aumentar la capacidad de sus vuelos de largo radio 3,3% en 2010, mientras que la de corto radio caería 6,2% y la de medio radio bajaría 4%.