Lima, Andina. La aerolínea española Iberia tiene como objetivo operar lo antes posible con dos vuelos diarios entre Madrid y Lima, con el fin de ofrecer una mejor alternativa a todos sus clientes, informó su director de Ventas Internacionales, Angel Valdemoros.

Cabe señalar que Iberia opera entre las capitales de España y Perú con dos vuelos diarios y sin escalas los días lunes, miércoles y viernes, mientras que los días martes, jueves, sábado y domingo tiene un vuelo diario.

Explicó que el protagonismo que Perú ha adquirido dentro de la red de Iberia en los últimos años se está consolidando con fuerza en el 2011 pues este año la aerolínea ofrecerá cerca de 350.000 asientos a los peruanos que quieran viajar a Europa y a los europeos que quieran desplazarse a Perú.

Los datos del año 2010 reflejan el éxito de la ruta entre Lima y Madrid, con un total de 305.000 pasajeros, una cifra jamás alcanzada antes, manifestó.

Además, supuso un incremento de 30% respecto al año anterior, uno de los mayores en toda la red de Iberia.

Agregó que el comportamiento de la ruta sigue siendo muy favorable en lo que va del 2011 y, según los datos disponibles al período enero mayo, el número de pasajeros entre ambos destinos aumentó 5,4%.

Consideró que se trata de una cifra muy significativa si se tiene en cuenta las elevadas cifras del 2010 y que la crisis sigue teniendo efectos negativos sobre el tráfico de pasajeros.

Además, hasta mayo del presente año el factor de ocupación de las aeronaves sigue siendo muy positivo ya que rozó, al igual que en el 2010, el 90%.

Este crecimiento está consolidando el liderazgo de Iberia entre Europa y Perú, con una cuota de mercado de 34%, siete puntos más que hace un año, lo que significa que uno de cada tres pasajeros que vuela entre Perú y Europa elige Iberia, aseguró Valdemoros.

Iberia comenzó a volar a Lima en abril de 1963 y une a la capital peruana con Madrid con aviones Airbus A340, que disponen de entre 254 y 342 asientos y la recién remodelada Business Plus, con 220 centímetros de espacio personal y butacas que se convierten en camas totalmente horizontales.