International Business Machines (IBM) reportó este lunes un alza menor a la esperada de sus ingresos del segundo trimestre, porque la debilidad de euro perjudicó sus ventas en el extranjero.

Sin embargo, el sólido crecimiento de las unidades de servicios y software, las de mayores márgenes, impulsó a las ganancias.

IBM reportó un aumento de 2% de los ingresos del segundo trimestre a US$23.700 millones. Los analistas, en promedio, esperaban US$24.200 millones, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Las acciones de la empresa caían 3% en las operaciones electrónicas a US$125,60, después de cerrar la sesión regular en US$129,79.

Sin embargo, la compañía de servicios reportó un aumento del 13 por ciento de sus ganancias netas a US$3.400 millones, o US$2,61 por acción, desde los US$3.100 millones, o US$2,32 por acción, del mismo periodo del año anterior.

El resultado superó los US$2,58 por acción previstos por los analistas.

La empresa también elevó su pronóstico de ganancias por acción para todo el año hasta a "al menos US$11,25" desde la previsión anterior de "al menos US$11,20".

IBM ha estado moviéndose desde los equipos tecnológicos, que en la última década se habían transformado en una materia prima, hacia el software y servicio. Ahora es el mayor proveedor de servicios de tecnología de la información del mundo.