Con un retraso de diez días, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) adjudicó este jueves a Ingenieros Civiles Asociados (ICA) y su subsidiaria Construcciones y Trituraciones (Cotrisa) el contrato para construir el túnel de 4,6 km, en la zona de La Marquesa, que forma parte del trayecto del tren interurbano de pasajeros México-Toluca.

La propuesta económica presentada por las empresas fue de 2.855,4 millones de pesos (US$220,5 millones), IVA incluido, y fue la segunda más baja que recibió la dependencia. El plazo para ejecutar los trabajos es de 750 días, a partir de que se firme el contrato en los siguientes 15 días.

De los nueve consorcios que hicieron ofertas técnicas y económicas para la construcción del segundo tramo del tren, solo la ganadora y La Peninsular Compañía Constructora y Constructora de Proyectos Viales de México (filiales de Grupo Hermes y Grupo OHL, que se adjudicaron el mes pasado la construcción del primer tramo de proyecto) llegaron a la etapa final de la evaluación.

La SCT informó a los interesados el pasado 14 de julio que decidió postergar la fecha para otorgar el fallo con la intención de tener más tiempo para analizar toda la documentación presentada.

Hasta la mañana de este viernes, ICA no había informado del contrato obtenido a los inversionistas de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Grupo con experiencia. ICA y Cotrisa presentaron a la SCT 12 contratos que garantizan su experiencia en la construcción de túneles, de los cuales cinco fueron los determinaron su elección, entre ellos el proyecto integral de la Línea 12 del Metro y el Túnel emisor oriente del drenaje profundo de la Ciudad de México.

Para Jorge de la Madrid, encargado de Infraestructura del Colegio Mexicano de Ingenieros Civiles, el fallo demuestra el interés por atender los aspectos técnicos, lo cual garantiza que los tiempos de ejecución se cumplan, además de todos los requerimientos que existen.

De acuerdo con información entregada a los interesados en la licitación, la obra a construir atravesará el Cerro de las Cruces, en la zona de La Marquesa y los materiales a utilizar serán definidos por la empresa ganadora, “siempre y cuando cumpla con las medidas de seguridad, almacenaje y la totalidad de las disposiciones que la Secretaría de la Defensa Nacional establezca para tal efecto”.

El túnel tendrá dos vías férreas con el espacio suficiente entre ambas para que, en caso de alguna emergencia, se pueda utilizar con salida de emergencia, y estará habilitado “con sofisticados sistemas de monitoreo”.