Nueva York. Los consumidores globales de petróleo acudirían a sus reservas de emergencia tan pronto como en septiembre después de que la Agencia Internacional de Energía respaldó un plan liderado por Estados Unidos, reportó este viernes la revista especializada Petroleum Economist, citando fuentes a las que no identificó.

La agencia, cuyo jefe descartó la necesidad de tomar acciones hace una semana, ahora habría accedido a la idea y pedido a Washington no buscar una liberación unilateral de existencias, reportó la revista mensual.

La liberación de hasta o por encima de los 60 millones de barriles inyectados el año pasado podría ocurrir tan pronto como en septiembre, refirió, citando a personas con acceso al mercado. La fuerte baja en las exportaciones de petróleo de Irán este año sería usada como justificación.

"Sea causada de manera deliberada o no, sigue siendo un trastorno en la oferta", dijo la publicación citando a un funcionario sin identificar de un Gobierno que respalda la liberación.

Petroleum Economist es una revista de la industria de la energía con buena reputación, pero es más conocida por sus análisis sofisticados que por publicar primicias.

La especulación sobre la posible liberación de reservas creció después de que Reuters reportó la semana pasada que la Casa Blanca estaba "desempolvando viejos planes" para una posible liberación de reservas estratégicas, dado que teme que el alza del 30% en los precios del petróleo desde junio podría deteriorar el efecto de las sanciones contra Irán.

Petroleum Economist reportó que la Casa Blanca ha buscado "en semanas recientes" persuadir a otros países para unirse al plan, aunque funcionarios en Estados Unidos y otros miembros de la IEA dijeron a Reuters que hasta la semana pasada no se habían sostenido negociaciones.

El jueves pasado, una fuente familiarizada con el tema dijo que los funcionarios estadounidenses esperarían hasta después del feriado estadounidense por el Día del Trabajo en septiembre para tomar una decisión.

El petróleo Brent caía cerca de 60 centavos tras conocerse la información el viernes, pero el impacto fue limitado por el bajo volumen propio del verano boreal, por el cierre de plataformas ante el peligro de una tormenta en el Golfo de México y por dudas sobre si la Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés) concretará sus planes.

La revista reportó que Francia y Gran Bretaña, que expresaron previamente su respaldo a la liberación de reservas petroleras en una ronda de discusiones, aprobaron la estrategia. La publicación citó a una fuente diplomática al referir que un funcionario del gabinete británico discutió la decisión en Washington en días recientes.

El viernes pasado, la directora ejecutiva de la IEA, Maria van der Hoeven, dijo que "no había razones para una liberación" y que ningún otro miembro de la agencia estaba considerando una medida de ese tipo.

Petroleum Economist dijo que la IEA había cambiado de parecer tras mantener "largas conversaciones con funcionarios del Departamento de Energía en Washington a inicios de este mes".

La IEA no estaba disponible para realizar comentarios.