La Corporación Financiera Internacional (IFC), miembro del Grupo Banco Mundial, anunció un préstamo a cinco años por valor de US$100 millones a Banco General S.A. con el fin de que más familias panameñas de ingresos bajos y medios puedan acceder a financiamiento hipotecario.

En la última década, Panamá ha sido una de las economías que más ha crecido en América Latina. Sin embargo, el déficit de viviendas sigue representando un desafío. Un cuarto de los panameños vive en viviendas de calidad deficiente, y ese porcentaje ha aumentado en los últimos años. Además, el mercado hipotecario de Panamá está subdesarrollado. Las hipotecas residenciales representan el 22% del producto interno bruto (PIB) de Panamá, un porcentaje inferior al de las economías desarrolladas, donde varía entre el 40% y el 75% del PIB. Esa escasez se agudiza en los sectores de ingresos bajos y medios, que, históricamente, han tenido menos alternativas financieras en el país. El préstamo de IFC complementará los esfuerzos del gobierno de Panamá para reducir el déficit de viviendas.

Banco General, cliente de IFC desde 2000, es el principal prestamista hipotecario de Panamá, donde tiene más de 60 años de experiencia. En 2011, IFC otorgó a Banco General un préstamo por US$50 millones para aumentar el financiamiento hipotecario, lo cual se tradujo en más de 1,300 préstamos para familias de ingresos medios y bajos. Casi la mitad de esos préstamos se concedieron a mujeres.

“Comprar una casa es emocionante”, comentó Francisco Sierra, Director de Finanzas de Banco General. “Con el respaldo permanente de IFC, ayudamos a que más panameños puedan ser propietarios de viviendas, en muchos casos por primera vez en su vida. Este nuevo financiamiento, por un lado, nos ayuda a aumentar nuestra cartera y, por el otro, fortalece a nuestras comunidades locales”.

Apoyar el financiamiento de viviendas mejora la calidad de vida de los hogares de ingresos bajos y medios y genera empleo en varias industrias relacionadas. Además, el mercado inmobiliario es uno de los que más contribuye al crecimiento del empleo.

“La inversión propuesta forma parte de las iniciativas de IFC para ayudar a que los panameños con ingresos bajos y medios puedan acceder al financiamiento de viviendas. La inversión respalda el desarrollo económico de Panamá, ya que más familias podrán obtener financiamiento hipotecario”, manifestó Carlos Mayorga, gerente de portafolio para América Latina y el Caribe del Grupo de Instituciones Financieras de IFC. “Este crédito para Banco General se basa en la exitosa alianza que mantenemos desde hace años en un sector importante para Panamá”.

El proyecto hace parte de la estrategia de IFC en Panamá de apoyar el crecimiento económico y fomentar la inclusión y las oportunidades para familias de ingresos bajos y medios. Al cierre del ejercicio de 2015, IFC tenía en Panamá inversiones comprometidas por un total de US$855 millones, incluyendo $204 millones movilizados de otras instituciones. El año pasado, los clientes de IFC en el país respaldaron más de 3.000 empleos.