En un comunicado, el mercado de seguros londinense explica este jueves que el impacto del nuevo coronavirus es similar al provocado por las grandes catástrofes naturales como el huracán Katrina en 2005 y los huracanes Harvey, Irma y María en 2017.

Según Lloyd's, en los US$203.000 millones de coste se engloban US$107.000 millones de indemnizaciones y US$96.000 millones de pérdida de valor de las inversiones del sector.

"En el mundo, las aseguradoras indemnizan a las empresas y a las personas afectadas por el COVID-19 y proponen muchos tipos de coberturas diferentes", explica John Neal, director general de Lloyd's of London.

Lo que torna esta pandemia "única", según él, es "no solo su impacto humano y social sino sus consecuencias económicas", con una explosión del desempleo, las quiebras de empresas y un hundimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en muchos países.

La aseguradora, una de las instituciones más antiguas del mundo empresarial londinense, cuyos orígenes remontan al siglo XVII, prevé otorgar indemnizaciones de entre US$3.000 y US$4.300 millones para sus clientes en todo el mundo.

Esta cantidad podría aumentar si el confinamiento se prolonga durante varios meses, advirtió.

Sus previsiones se basan por ahora en el mantenimiento de las normas de distanciamiento social hasta junio, y una flexibilización progresiva en el segundo semestre del año.

En las cuentas de Lloyd's of London, el coste de la pandemia será similar al de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos (US$4.700 miilones) o al de los huracanes de 2017 (US$4.800 millones).