Existe preocupación entre los importadores de licores por la caída de compras en lo que va del año (enero-abril). Según cifras del Servicio Nacional de Aduanas del Ecuador (Senae), la importación descendió 44% en comparación con el mismo periodo del 2013.

Felipe Cordovez, presidente de la Asociación de Importadores de Licores del Ecuador (AIDL), explicó que el declive se debe a varias medidas adoptadas por el gobierno, como el Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) en diciembre del 2011, la restricción arancelaria de junio del 2012 y la Resolución 116 del Comité de Comercio Exterior (Comex) en diciembre del año pasado.

Cordovez señaló que para amortiguar el impacto en las importaciones su gremio ha propuesto al gobierno que los impuestos sean relativamente acordes con los de los países vecinos (Colombia y Perú).

“En lo que es whisky, vodka y ron las importaciones han cedido el 90% en lo que va del año”, señaló Cordovez.

Según un estudio, liberado el 12 de mayo pasado, realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 2008 y el 2010, una de cada tres botellas de licor que ingresaban a Ecuador era ilegal. Cordovez prefirió no opinar sobre la cantidad por falta de cifras.

José Francisco Rodríguez, subdirector de Normativas de la Senae, señaló que en el 2013 se aprehendieron diversas mercaderías que suman US$22,5 millones, de los cuales US$1,5 millones corresponden a licores.

El funcionario aseguró que no hay un estudio que diga cuál es la cantidad de contrabando en el país.

El total de mercadería retenida es US$6 millones en lo que corresponde a licores desde el 2012, según datos de la Senae.

4589