Pekín. Las importaciones diarias de crudo de China de septiembre se ubicaron un 12% debajo de su récord del año pasado, permaneciendo en un nivel inferior a los cinco millones de barriles por día por cuarto mes consecutivo, mientras las refinerías absorbían inventarios.

La leve alza en septiembre frente a agosto no alcanzó las estimaciones de que las importaciones se recuperarían más rápido debido a aumentos en el procesamiento de las refinerías luego de las tareas de mantenimiento y de la apertura de instalaciones nuevas.

Se prevé que la demanda de crudo se desacelere en el segundo semestre del año frente al ritmo de dos dígitos del primer semestre, debido a una base alta de comparación el año pasado y por las medidas de ajuste del gobierno, que han limitado el gasto en combustibles.

Pero China, el segundo mayor consumidor de petróleo del mundo, siguió liderando la demanda internacional este año, contribuyendo con más de la mitad del incremento del uso de petróleo a nivel global, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

"No hemos visto una desaceleración significativa en la demanda de petróleo en agosto y septiembre ya que el crecimiento económico permaneció saludable", dijo un analista petrolero con sede en Pekín.

Datos aduaneros mostraron el jueves que China recibió un promedio de 4,98 millones de barriles por día (bpd) de crudo el mes pasado, una leve alza frente a 4,95 millones de bpd en agosto, pero muy lejos de un máximo en los registros de 5,67 millones de bpd en septiembre del 2010.

Las importaciones de los primeros nueve meses acumulan una modesta subida de 4 por ciento interanual a 188,36 millones de toneladas, o alrededor de 5,04 millones de bpd.