San José. Dos de las más importantes compañías de electricidad en el mundo están interesadas en la construcción de una central en suelo costarricense. 

Según LaRepública.net, tanto la brasileña Eletrobras y la china Sinohydro están atraídas por el desarrollo de la hidroeléctrica Reventazón, una generadora de 300 megavatios, en la que se invertirán $1.000 millones.

El portal detalla que en las últimas semanas representantes de ambas firmas han explorado los terrenos donde se construirá el proyecto impulsado por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Sinohydro y Electrobras son los responsables de dos de las mayores hidroeléctricas del mundo. La primera construyó el proyecto Tres Gargantas (22,000 megavatios), y la segunda Itaipú (14,000 megavatios).

El proyecto energético de Costa Rica ha despertado el interés de los gigantes, ya que se desarrollará bajo el esquema de alianzas públicas y privadas, tanto nacionales como extranjeras.

Reventazón se convertirá en una de las hidroléctricas más grandes del istmo y constará de una represa de más de 100 metros de altura. La represea aprovechará el cauce del río del mismo nombre en los límites de Siquirres y Turrialba.

El proyecto tendrá además un túnel de 2,3 kilómetros para encauzar las aguas de la represa hacia la casa de máquinas, donde se generará la electricidad. Se espera que el proyecto entre en operaciones en 2016.