Inversionistas, alcaldes y propietarios de tierra anunciaron este martes en Zacapa, su participación en lo que será el corredor tecnológico de Guatemala, que consistirá en una obra o corredor seco, de 371 kilómetros de largo por 140 metros de ancho, que incluirá una carretera de cuatro carriles, oleoducto y línea ferroviaria para unir ambos océanos.

Al acto, que se celebró en el estadio municipal, acudió como invitado especial el presidente electo, Otto Pérez Molina, quien se comprometió a dar todas las facilidades para concluir la obra.

Los contratos para la autopista y la línea férrea se licitarán en el corto plazo, y la construcción está programada para empezar en enero del 2012.

El corredor tecnológico cruzará Izabal, Zacapa, Chiquimula y Jutiapa, y tendrá influencia en 46 municipios. Los puntos de carga y descarga serán situados en Puerto Barrios, Izabal, y Moyuta, Jutiapa.

Fuerte inversión. Se tiene previsto invertir US$7 mil millones en la obra, que prevén terminar en siete años.

Édgar Orellana, alcalde de Zacapa, dijo: “Con el corredor tecnológico se beneficiaran con empleo los pobladores, y todos seremos beneficiados para mejorar la economía del país”.

Mario Roberto García, gerente del proyecto, aseguró que 46 mancomunidades del oriente del país se encuentran involucradas.

“Es la oportunidad para la región de vencer con infraestructura los altos índices de pobreza que existen en todos los departamentos del corredor seco”, agregó.

Pérez Molina confirmó que la obra contará con todas las facilidades que el gobierno central pueda brindar.

“Este es un nuevo tipo de gestión de proyectos, y estamos muy complacidos”, aseguró.

La construcción de un puerto en Jutiapa, para el transporte de mercaderías, comenzará en junio del 2012, con el respaldo de varias entidades, entre ellas un consorcio catalán, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, así como los gobiernos de Brasil y Japón.