Panamá.- La primera planta de generación eléctrica con Gas Natural Licuado (GNL) de Centroamérica se inauguró este viernes en la provincia panameña de Colón (norte), con una capacidad de 381 megavatios y una inversión de US$1.150 millones.

El presidente y director general de la Corporación AES, Andrés Gluski, dijo durante un discurso previo a la inauguración que el proyecto AES Colón, ubicado en la isla Telfers, es la primera planta de generación a base de gas natural en Panamá y la primer terminal de almacenamiento y regasificación de GNL en toda Centroamérica.

En el acto de inauguración participaron el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, ejecutivos de la compañía estadounidense AES, y el empresario panameño Stanley Motta, de Inversiones Bahía, compañía socia del emprendimiento.

De la inversión 50,1% corresponde a AES Corporation y a Inversiones Bahía el 49,9%.

Glusky mencionó que la obra se ejecutó en 28 meses, tras una licitación pública, y aseguró que la de AES Colón es la más moderna y versátil terminal de GNL en América.

Destacó además que "Colón está en una zona de alta relevancia, en donde se destaca las operaciones del Canal de Panamá y del sistema portuario más importante de la región".

El ejecutivo anunció que con la nueva planta los consumidores panameños tendrán acceso a energía a precios más económicos y estables, especialmente en épocas de sequía o cuando se presenten alzas inesperadas por el precio del petróleo.

"La exportación de GNL hacia la región centroamericana no sólo proporciona una alternativa más amigable con el medio ambiente, sino que va a contribuir a abastecer las creciente demandas de energía en la región, con una matriz energética más competitiva", argumentó.

Gluski expresó además su confianza en que el proyecto ayudará a consolidar la integración eléctrica de Centroamérica, al posibilitar un mayor uso de la línea de transmisión del Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central.

"Esperamos que la entrada del GNL, proveniente de Estados Unidos, el cual tiene uno de los precios más competitivos del mercado mundial, transforme el sector energético centroamericano, como lo ha hecho en la República Dominicana", subrayó.

El presidente panameño destacó la operación de la planta para reducir el costo del combustible, las emisiones de dióxido de carbono y las importaciones de derivados del petróleo.

Resaltó que este proyecto consideró a Panamá como un "hub (centro de conexiones) de GNL", ya que cuenta con una terminal, tanque de almacenamiento y las ventajas logísticas de transporte marítimo que ofrece el país.

Recordó que por el Canal de Panamá ampliado, que comenzó a operar el 26 de junio de 2016, han transitado más de 280 buques con GNL.

"La Agencia Internacional de Energía señaló que a partir del año 2025, Estados Unidos se convertirá en el mayor exportador de GNL del mundo, una oportunidad para Panamá", añadió Varela.