El fuerte crecimiento en China, México y el nuevo mercado de Sudáfrica ayudaron a que Anheuser-Busch InBev, la mayor cervecera del mundo, aumentara sus ganancias en el segundo trimestre.

La compañía detrás de Budweiser, Stella Artois y Corona, que produce más de un cuarto de la cerveza de todo el mundo, dijo que el segundo semestre del año se veía "prometedor" y que estaba "cautelosamente optimista" sobre Brasil, su segundo mayor mercado, donde espera poner fin a una caída de 18 meses.

AB InBev, que vende más del doble de cerveza que su rival más cercano Heineken tras adquirir por US$100.000 millones a SABMiller en 2016, generó ahorros por US$335 millones, bastante más que lo conseguido en el primer trimestre, pero mantuvo su objetivo general de US$2.800 millones.

Las acciones de la compañía, que han caído 10% desde un pico en mayo de este año, subían 5,1% hacia las 0810 GMT, entre los mejores desempeños del jueves en el índice FTSEurofirst 300 de acciones líderes en Europa.

AB InBev dijo que los volúmenes aumentaron en casi todos sus mercados, lo que impulsó el alza de los precios y persuadió a los consumidores a comprar cerveza más cara. De sus mayores mercados, los volúmenes cayeron en los más grandes, Estados Unidos y Brasil, así como también en Colombia.

Brasil fue el único mercado grande donde sus ganancias cayeron, por sexto trimestre consecutivo, a medida que la mayor economía de América Latina se recupera lentamente de su peor recesión en más de un siglo.

El director de Finanzas Felipe Dutra dijo en una rueda de prensa que los ingresos por hectolitro, afectados por un aumento de impuestos en 2016 que aún no fue traspasado totalmente a los consumidores, deberían mejorar y que los costos deberían caer a medida que el real se recupera de una devaluación de cerca de 40% respecto al dólar.

Las ganancias consolidadas antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización -EBITDA- subieron 11,8% excluyendo los cambios de divisas y en bases comparables, a US$5.350 millones.