Caracas. El mejorador venezolano de crudo Petropiar, en donde participan la estatal Pdvsa y la estadounidense Chevron, sufrió un incendio el martes tras una "explosión menor", el segundo incidente que afecta sus operaciones este mes.

El circuito venezolano de refinerías y mejoradores de crudo de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ha padecido frecuentes paradas programadas y fortuitas en los últimos años, lo cual impacta los volúmenes de exportación petrolera del país socio de la OPEP.

"No hubo un accidente grave. Tuvimos una situación en un tanque de diluente, que cedió parte del techo que lo recubre y produjo una nube blanca", dijo a Reuters el vicepresidente de Exploración y Producción de Pdvsa, Eulogio del Pino.

Una fuente del proyecto dijo a Reuters más temprano que la explosión, que ocurrió a las 6:45 de la mañana (local) y no fue significativa, forzó la parada de la unidad.

No obstante, Del Pino afirmó que el mejorador no se detuvo por completo, sino que tuvo que bajar su carga mientras se realizan evaluaciones.

El ejecutivo añadió que no hubo trabajadores afectados y no se produjo impacto en la producción.

"Ocurrió un incendio en el tanque 61TK012 de residuo de vacío, producto de la acumulación de vapores. Este evento fue controlado de forma inmediata", informó la estatal en un comunicado.

Petropiar, ubicado en la Faja del Orinoco y que puede convertir hasta 180.000 barriles por día (bpd) de crudo extrapesado en un producto apto para ser exportado, se había detenido hace dos semanas por una falla en una bomba de agua que lo dejó fuera de servicio durante varios días.

El vecino Petroanzoátegui, de 130.000 bpd de capacidad, también está detenido, tras ser sometido desde principios de octubre a un mantenimiento mayor que según lo programado tomará unos 52 días.

La unidad de craqueo catalítico de la refinería Cardón, la segunda más grande de Venezuela, está en labores de reinicio desde el fin de semana, tras sufrir una falla en un motor eléctrico.