Caracas. La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) informó este miércoles de un incendio "menor" en la planta de lubricantes de la refinería venezolana Cardón (noroeste), situada en el Centro Refinador de Paraguaná (CRP), uno de los más grandes del mundo, sin que haya afectado sus operaciones.

Una fuente de Pdvsa dijo que el incendio, que ya fue extinguido y no dejó heridos, fue "menor" y "no afectó la producción" de 310.000 barriles de la refinería pese a que fuentes sindicales indicaron que el fuego fue de "grandes magnitudes" y dejó fuera de servicio la planta de procesamiento de aceites.

En un comunicado, Pdvsa citó las declaraciones del director de refinación de la empresa y gerente general del CRP, Jesús Luongo, quien precisó que esta madrugada se produjo un incendio en una de las bombas de "una zona confinada de la planta, lejos del resto de las unidades de proceso que conforman el complejo, por lo que ninguna otra área fue afectada".

"La refinería Cardón mantiene la normalidad en sus operaciones (...) y el circuito de refinación de Pdvsa cuenta con suficiente inventario de lubricantes para abastecer la totalidad del mercado", reza el comunicado.

Sin embargo, el secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), Iván Freites, dijo que el incendio fue "de grandes magnitudes" y "causó daños entre el 70 y el 80% de las instalaciones".

Freites aseguró que esta planta lleva "más de un año sin producir un barril" por supuestos problemas de mantenimiento y que, fruto del incendio, la planta deberá ser reconstruida en su "práctica totalidad".

Cardón es una de las tres refinerías del CRP, el mayor centro refinador del país y el segundo mayor del mundo.

Justamente una de estas refinerías, la de Amuay, sufrió el 25 de agosto de 2012 una explosión que desató un incendio y dejó al menos 42 muertos y más de un centenar de heridos así como cuantiosos daños materiales.