Caracas. Uno de los principales terminales marítimos de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ralentizó sus operaciones desde el sábado luego de que una de las dos instalaciones de carga y descarga de crudo sufriera una falla operativa, dijo una fuente de la industria a Reuters.

El Terminal de Almacenamiento, Embarque de Crudo José Antonio Anzoátegui (TAECJAA) es clave para exportar el crudo de los cuatro mejoradores de la Faja del Orinoco mediante dos monoboyas, unas instalaciones flotantes que sirven para facilitar la carga y descarga de los buques petroleros.

Pdvsa informó en un comunicado que en la madrugada del sábado se produjo el "desacople automático de las mangueras" de una de las dos monoboyas durante unas maniobras de carga, sin especificar cuándo será resuelto el problema.

"Las operaciones (en la monoboya este) están suspendidas", dijo la fuente a Reuters, quien no pudo determinar cuánto tiempo podría estar paralizada la unidad, aunque aseguró que la reparación es "sencilla".

Por su parte, el vicepresidente de PDVSA, Eulogio Delpino, dijo a Reuters que "no hay impacto en las operaciones", ya que la otra monoboya de carga está operativa.

Un operador naviero dijo a Reuters que había 22 buques en la bahía en el área del terminal y uno solo estaba en proceso de carga el sábado.

La estatal venezolana explicó que el evento se produjo por una "rotura del cabo de amarre de 16 pulgadas" durante las maniobras de carga del buque tanque "Harabi", con bandera de Bahamas y cuyo destino es India.

"De manera inmediata y oportuna se activó el sistema de desacople rápido que impide que al detectar una alta tensión en las mangueras, éstas sean bloqueadas impidiendo el vertido de crudo al mar", dijo PDVSA, que está monitoreando la zona para prevenir posibles derrames de petróleo al océano.

En enero, las exportaciones de crudo del mejorador Petroanzoátegui, con una capacidad de 130.000 barriles por día (bpd), fueron suspendidas luego de que un buque colisionara con una de las monoboyas del terminal..