Lima. La inclusión de viaductos en la Línea 2 del Metro de Lima generaría mayores costos y demoras en la obra, cuya inversión alcanzará los US$6.620 millones, señaló hoy la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión).

La jefa de proyectos ferroviarios de ProInversión, Christy García-Godos, indicó que la Línea 2 del Metro de Lima pasará por zonas urbanas y obras consolidadas, con avenidas establecidas, por lo que los construcciones a nivel o mediante viaductos afectaría el entorno de la ciudad.

"La inclusión de viaductos implicaría abrir la ciudad, además de las obras adicionales, como la remoción de las interferencias con los servicios públicos prexistentes (red de agua y desagüe, energía, gas, telefonía y fibra óptica), lo que incomodaría a la población", manifestó.

Refirió que existe un estudio de factibilidad evaluado por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) que sostiene que la mejor alternativa es la infraestructura subterránea (que fluctuará entre diez y 25 metros de profundidad).

"En ese sentido, el uso de viaductos encarecerían y demorarían la obra, lo cual representaría un costo social muy ato para la ciudad", anotó en declaraciones a la Agencia Andina.

Mencionó que la inversión de la obra será de US$5.827 millones, de los cuales US$3.864 millones será aporte directo del Estado y US$1.473 millones financiamiento del sector privado (con un saldo de US$490 millones destinado a interferencias y otros gastos).

Añadió que la inversión total del proyecto, incluyendo el material rodante que se va a necesitar para seguir dando el servicio a la población durante los 35 años de concesión, alcanzará los US$6.620 millones.

García-Godos comentó que el pasaje para el usuario, una vez culminada la primera parte de la obra, ascenderá a US$0,75, pues habrá un subsidio del Estado de US$5.590 millones en los 35 años de concesión, considerando el confinanciamiento directo, las expropiaciones e interferencias y otros pagos en los primeros años.

Añadió que cuando esté operativa toda la línea (entre el 2018 y 2019) el pasaje será de un dólar.

La funcionaria anticipó que la primera fase del proyecto se extenderá durante 24 meses como máximo para la construcción y por 27 meses para el inicio de la operación comercial.

En ese contexto, previó que la primera parte de la obra, que se extenderá desde el Mercado de Santa Anita hasta Evitamiento, estaría operativa hacia el segundo trimestre del 2016.

Finalmente, explicó que la postergación por un mes de la concesión de la Línea 2 del Metro de Lima (desde el 28 de febrero al 28 de marzo), se debió a la recepción de solicitudes de dos de los tres postores precalificados, pidiendo más tiempo para preparar sus propuestas técnicas y económicas.