Buenos Aires. La justicia argentina indagará a Juan Luis Mingo, presidente de la empresa Falaballa, tras la solicitud hecha este lunes por el fiscal federal Federico Delgado, quien investiga a la empresa por trabajo esclavo en dos talleres para la confección de ropa.

También serán investigados Héctor y Gustavo Mitelman, ambos responsables de la firma proveedora de Falabella "SIFAP" S.A.

"Logramos desentrañar qué empresas se apropian del trabajo esclavo a través de la cadena de explotación de seres humanos, por lo tanto, sus autoridades deben responder penalmente por estos sucesos", sostuvo Delgado en declaraciones a periodistas.

Las investigaciones se iniciaron el pasado 20 de diciembre, luego de que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), denunció ante la justicia federal que "constató el funcionamiento de dos talleres textiles clandestinos ubicados en Buenos Aires.

En esos lugares, según la verificación realizada por la AFIP, trabajaban 10 personas en condiciones de "empleados cama adentro", con un sueldo de unos 2500 pesos (unos US$475) de los cuales 1.000 (cerca de US$190) les son retenidos para que paguen sus gastos en comida y vivienda, en "condiciones deplorables" de higiene.

De los testimonios de las personas esclavizadas, surge que tienen un régimen de trabajo de 8 a 17 horas diarias.