Bogotá. La crisis de los precios del petróleo ha sido una maldición para un puñado de países que producen crudo en el mundo, entre ellos, por supuesto, Colombia. Sin embargo, los que importan están pasando por su cuarto de hora. Según el expresidente de la OPEP René Ortiz, China se ha ahorrado US$100 mil millones desde el desplome de los precios.  

India, que importa cerca del 80% del hidrocarburo, no ha sido la excepción. De hecho, las perspectivas del Banco Mundial señalan que por esta coyuntura el país asiático será uno de los que verán crecer su Producto Interno Bruto a 6,4% este año, con una proyección a 7% en 2016-2017.

Ese crecimiento presionará en los próximos años la industrialización de ese país y probablemente el consumo de energía, por esta razón están buscando cómo diversificar sus fuentes de abastecimiento que hoy están centradas en Arabia (60%), mientras que África y Suramérica se dividen la participación en partes similares, alrededor del 16%.

Colombia —quedó claro con la visita del ministro de Petróleo y Gas Natural de la India, Dharmendra Pradhan, esta semana— es uno de los países claves en esos planes energéticos.

“Nuestras necesidades de importaciones son  de 75 a 80% de lo que consumimos, el 20% es de América Latina. Queremos incrementar las relaciones con esta región, diversificar nuestras fuentes de  importación, y Colombia es un socio importante en este aspecto”, dijo.

La visita llegó con propuestas claras por parte del funcionario, quien manifestó que “podemos establecer una refinería de última tecnología en el país o generar una alianza con Ecopetrol para mejorar las refinerías que ya hay en con última tecnología”.

Siendo uno de los países que más importa el recurso y ante la baja producción de su territorio, convirtieron su “debilidad” en una fortaleza al ganar experiencia de refinación en hidrocarburos para reexportar a mercados como el árabe, el de Países Bajos, Estados Unidos, Japón, Brasil, África, entre otros.

Los mercados en los que quieren fortalecer presencia son México y Colombia, ambos enfocados en mejorar las condiciones de negocio en este sector (ver gráfica arriba).

“Colombia está muy bien. Tenemos condiciones competitivas frente a México, Argentina y Brasil. El Government Take del país versus el de otros de América Latina en el off shore ha tenido un gran avance, en 2014 pasamos del 80 al 54%, pero tenemos que implementar medidas para el on shore, porque nos están ganando proyectos similares en México y Argentina”, expresó el vicepresidente de contratos de hidrocarburos de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, Carlos Mantilla.