Milán. La Organización para la Alimentación y la Agricultura de la ONU dijo este jueves que su índice global de los precios de los alimentos permaneció estable en abril debido a que una caída del azúcar y el arroz compensó alzas en otros alimentos.

Sin embargo, el organismo advirtió que la estabilidad a largo plazo de los precios depende de un alza de los suministros.

La reciente escalada de los precios de los alimentos se ha vuelto un tema muy sensibles a nivel mundial luego de avivar protestas que depusieron a los líderes de Túnez y Egipto a principios de año, en medio de un malestar que se propaga a través del norte de África y Oriente Medio.

El índice de la FAO, que mide los cambios de precios mensuales para una canasta de cereales, oleaginosas, lácteos, carnes y azúcar, promedió 232,1 puntos en abril, un ligero incremento desde los 231,0 puntos de marzo, cuando cayó desde un máximo histórico luego de ocho meses de alzas sucesivas.

El índice de abril se mantuvo un 2% por debajo de un máximo histórico de 237,2 puntos alcanzado en febrero, según los datos actualizados de la FAO.

"La caída del dólar y los elevados precios del crudo contribuyen a los precios altos de las materias primas alimentarias, particularmente de los cereales", dijo David Hallam, director de la división de comercio y mercado de la FAO.

"Con una demanda que sigue fuerte, la perspectiva de un retorno a precios más normales depende mucho de cuánto se incremente la producción en el 2011 y del grado de reposición de las reservas cerealeras en la nueva campaña," dijo.