La Paz. Organizaciones campesinas indígenas originarias bolivianas plantean la redistribución de los ingresos mineros y de los hidrocarburos, para impulsar la industria agropecuaria en el área rural del país.

El portal boliviano La Prensa publica que, entre los planteamientos de estas organizaciones, está la asignación del 25% de la inversión pública, de la totalidad de los niveles gubernamentales, para el fomento de la producción agrícola.

Los campesinos solicitan también proyectos de fomento a la industrialización de los recursos agropecuarios, forestales y pesqueros en empresas estratégicas comunitarias y, además, piden la creación del seguro.