Madrid, España. El grupo español Inditex, dueño de las marcas Zara, Pull and Bear y Bershka, aseguró que no se irá del país.

La empresa de confecciones con presencia en todo el mundo atribuyó a razones "estrictamente comerciales" el cierre de seis tiendas en Maturín, Valencia y Los Teques, tres de la cadena Zara y tres de Bershka.

La Dirección de Comunicaciones y Relaciones Institucionales del grupo en La Coruña, España, señaló que "tiene intención de permanencia en Venezuela" con sus tres marcas comerciales, y que a pesar de la clausura de estos locales, seguirá contando con 22 tiendas en el territorio venezolano.

Inditex desmintió de esta manera las informaciones recogidas en Twitter durante el día de ayer sobre la partida de la empresa española de Venezuela, y anunció la apertura de tres nuevos locales de sus marcas Zara, Bershka y Pull and Bear, en las próximas semanas, en el centro comercial Líder de La California, en Caracas.

Declinaron opinar sobre la restricción y la dificultad para la obtención de los dólares a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), porque las marcas son llevadas a través de un operador local.

Las acciones de Inditex en la bolsa de Madrid cerraron la jornada este miércoles con un descenso de 0,15%.

Amancio Ortega, presidente y fundador de Inditex, propondrá la designación de Pablo Isla como presidente del grupo con ocasión de la próxima Junta de Accionistas, que se celebrará en julio.