Madrid. La compañía de tecnología española Indra obtuvo un contrato de 300 millones de euros para implementar la nueva cédula de identidad y el pasaporte electrónico en Chile, según publicó este lunes el diario Cinco Días, que cita la resolución de la licitación.

Según el diario, la distribución de los nuevos documentos comenzará a partir del 2012.

No fue posible contactar a Indra para confirmar la información.