Doha. La industria de la aviación prevé unos beneficios netos de US$18.000 millones en 2014, y un incremento del número de pasajeros, anunció hoy la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

Estos datos, que rebajan en US$700 millones las perspectivas ofrecidas en marzo pasado, fueron revelados durante la ceremonia de apertura en Doha de la 70 edición de la asamblea general de la IATA, en la que se dan cita 284 aerolíneas de 111 países.

El consejero delegado de la IATA, Tony Tyler, explicó que estiman que el número de pasajeros alcance los 3.300 millones este año, que se beneficiarán de una reducción en las tarifas de un 3,5%, descontada la inflación.

Aunque esperan que la industria de la aviación mueva este año US$746.000 millones, lo que equivale al 1% del PIB mundial, el margen de beneficio neto es tan solo del 2,4%, menos de seis dólares por pasajero, lamentó.

"Nuestros retos inmediatos son en primer lugar ser una industria rentable y segura, la sostenibilidad en todo lo que hacemos y la eficiencia con nuestros clientes con un trato especial", afirmó el consejero delegado de la IATA.

Lamentó que las aerolíneas siguen sufriendo elevados impuestos e hizo referencia a las medidas proteccionistas que están tomando países como Venezuela, que -denunció- "está reteniendo US$4.000 millones de los fondos de las compañías aéreas".

El consejero delegado de la IATA aludió también al vuelo de Malaysian Airlines, y prometió que se van a tomar medidas al respecto para que no vuelva a ocurrir un suceso así.

El próximo mes de septiembre se elaborará un borrador con recomendaciones para la Organización de Aviación Civil Internacional, según Tyler, que apuntó que el nuevo sistema de localización de aviones "no tardará años" en estar en funcionamiento.

Al acto de apertura, celebrado en el Hotel Ritz-Carlton de Doha, acudieron el emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, y el ministro del Interior y primer ministro catarí, Abdalá bin Naser al Zani, entre otras personalidades.