Berlín. El histórico acuerdo alcanzado por Irán y las seis potencias mundiales contribuye a la estabilidad y seguridad regionales y abre enormes oportunidades de negocios para la industria alemana, indicó este martes un destacado grupo empresarial.

El jefe de la Federación de Industrias Alemanas (BDI), Ulrich Grillo, señaló en una declaración que "con una suspensión gradual de las sanciones económicas, la industria alemana hará su parte para integrar a Irán de nuevo a la comunidad internacional".

Grillo calculó que el volumen del comercio entre Alemania e Irán se cuadruplicará en el mediano plazo de 2.400 millones de euros (US$2.640 millones) en 2014 a más de 10.000 millones de euros.

"En particular, la modernización de la industria petrolera crea grandes oportunidades de mercado para la industria alemana de ingeniería", dijo Grillo, quien añadió que otras industrias alemanas, como la automotriz, química, de atención médica y de energías renovables, también se beneficiarán.

De conformidad con el acuerdo alcanzado entre Irán y las potencias mundiales, Reino Unido, China, Francia, Rusia y Estados Unidos más Alemania, después de más de dos semanas de conversaciones en Viena, las sanciones financieras y económicas contra Irán serán suspendidas a cambio de que el país restrinja su programa nuclear.

Hoy con anterioridad, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania Frank-Walter Steinmeier calificó de "histórico" el acuerdo porque demostró que "incluso los conflictos políticos internacionales más grandes pueden resolverse a través del diálogo y la persistencia, incluso cuando la desconfianza y la hostilidad parecen insuperables al principio".