La industria argentina del juguete prevé repetir este año el elevado crecimiento de 2012, cercano al 20%.
Además, confía en incrementar su clientela externa durante las tratativas que realizarán empresarios del sector a partir de la semana próxima en Dubai y Abu Dhabi (Emiratos Arabes Unidos), Indonesia y Vietnam.

La cámara del sector y varias firmas de la actividad formarán parte de la comitiva empresaria que acompañará a la presidenta Cristina Fernández en su gira por Oriente.

"Son destinos nuevos, pero los chicos son siempre los mismos y nuestra expectativa es seguir llevando los juguetes argentinos al mundo", dijo el directivo de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, Matías Furio.

Las firmas del área participaron en las misiones encabezadas en 2012 por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, a Angola, Azerbaiján y Vietnam.

"Tomamos contacto con importadores, cadenas de supermercados y casas de comida rápida, que en muchos casos ni siquiera sabían que fabricamos juguetes, y ya empiezan a vislumbrarse operaciones", señaló Furio.

El mercado exterior, añadió, concentra hoy un 10% de las ventas totales, pero presenta un gran potencial "aún en un contexto de crisis como la que viven muchos países desarrollados".

La expansión del sector prosiguió en los primeros días de 2013, con un aumento de 5% en las recientes ventas de Reyes, con respecto a la misma festividad del año pasado.

A la vez, la mitad de los juguetes vendidos para Navidad fueron producidos en el país, cuando un decenio atrás no pasaban de 10%.

En los últimos ocho años, resaltó Furio, la producción del sector acumuló un crecimiento de 130%, mientras se triplicó la cantidad de fábricas, lo cual significó una fuerte recuperación tras la debacle de los años 90 del siglo pasado.

El sector suma hoy un centenar de empresas que fabrican más de ocho mil productos distintos que abastecen al mercado interno y se exportan a Brasil, Chile, Colombia, Uruguay y Estados Unidos.

Furio consideró que "la posibilidad de ampliar la clientela externa está dada por las fuertes inversiones y la actualización tecnológica de los últimos años".

"Tenemos condiciones competitivas favorables, precios y diseños para llegar con juguetes de calidad a mercados como el de Emiratos Arabes, y atender a las inmensas poblaciones de Indonesia y Vietnam", concluyó el empresario.