El Presidente de la Cámara Peruana del Atún (CPA), Alfonso Miranda Eyzaguirre, señaló que la industria atunera se encuentra en condiciones de ser competitiva como hace 50 años, y destacó las últimas medidas anunciadas por el Ejecutivo.

“Tenemos un mar con gran productividad que permite grandes concentraciones de atún. Debemos consolidar una flota nacional que sea eficiente”, subrayó.

Asimismo, sugirió que se deben otorgar facilidades a los barcos de todo el mundo que se interesen en descargar su atún en los puertos peruanos, evitando sobrecostos a fin de generar más empleo formal en las plantas industriales de la costa peruana. 

Medidas en evaluación. Al respecto, saludó las recientes declaraciones del Ministro de la Producción, Raúl Pérez-Reyes, en el sentido que su portafolio evalúa medidas para promover la industria atunera en el país, y una de ellas está referida al Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) para el combustible diésel que usan las naves nacionales que pescan atún. 

El ministro refirió que su sector conversa con el MEF a fin de realizar una deducción del ISC a las naves nacionales como también ya se aplica a las de bandera extranjera. Otra medida que evalúa es reducir los plazos de inspección sanitaria.

“De lograrse estos cambios, sería una gran decisión del Gobierno y un impulso para la flota nacional”, subrayó Miranda Eyzaguirre 

Mayor producción. De mejorarse las condiciones a la industria atunera nacional, Miranda Eyzaguirre estimó que "el consumo nacional de conservas de atún podría pasar en poco tiempo de 2,5 millones de cajas a 7,5 millones al año”.

"Además, podríamos volver a ser la potencia atunera que fuimos hasta inicios de la década de 1970 y ser suministradores mundiales de este recurso”, agregó. 

Eyzaguirre explicó que una producción en grandes volúmenes, permitiría abaratar el producto y contribuir también a la seguridad alimentaria y reducir los altos índices de desnutrición y anemia infantil que ostenta el Perú. 

Veda atunera. De otro lado, destacó como positiva la prohibición de pescar atún desde el pasado 29 de julio hasta el 08 de octubre, para las embarcaciones de cerco de clase 4 a 6; es decir, con más de 182 toneladas de capacidad de acarreo.

Indicó que esta medida se hace en cumplimiento de la Resolución C-17-02 de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT), que contó con el voto del Perú y que establece las “Medidas de Conservación para los Atunes Tropicales en el Océano Pacífico Oriental durante 2018-2020”.

“Las 16 embarcaciones con bandera peruana y que están inscritas en el Registro Regional de Buques de la CIAT vienen acogiéndose a este periodo de veda, de manera de estar habilitadas para pescar en la próxima temporada de atún en el mar peruano que debería iniciarse en noviembre”, puntualizó.