México se encarrila a superar la meta de producción de 3 millones de vehículos en el 2014, luego de que la industria ensambló 2.396.308 unidades en los primeros nueve meses del año, que representan un crecimiento de 7,5% con cifras récord respecto del año previo, además de un incremento interanual de 10,7%, con 267.674 autos ensamblados en septiembre, el mayor histórico de ese mes para la industria, reportó Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Además, las ventas internas del mes de septiembre, que ascienden a 89.116 milones de pesos (unos US$6.635 millones), fueron las más altas del mismo mes desde antes de la crisis, en 2007; por otra parte, el crecimiento promedio de 14,1% del tercer trimestre, lo ubican como el mejor del año.

De la producción total, la industria automotriz exportó 1.952.501 unidades, un crecimiento de 8.7% comparado con enero- septiembre del 2013, en que Estados Unidos (EU) se mantiene como el principal socio en ventas, al enviar 1.384.590 autos.

El auge de la industria automotriz se sustenta con la llegada de nuevas inversiones, de las cuales ya operan las empresas con capital japonés como Mazda, Honda y la ampliación de Nissan, que ha incrementado la producción mexicana destinada a la exportación.

México despojó a Japón como segundo proveedor en EE.UU. y actualmente ha triplicado su participación de mercado respecto del crecimiento doméstico del vecino del norte. Durante los primeros nueve meses del año, las exportaciones mexicanas a este mercado crecieron 15,4%, mientras las ventas internas estadounidenses aumentaron 5,4%, destacó Eduardo Solís.

En el reporte automotriz a septiembre, el presidente de la AMIA informó que Canadá se convirtió en el segundo destino de las exportaciones, al desplazar a Brasil, con crecimiento de 35,8% que representa 194.386 unidades enviadas.

Brasil se posiciona como el tercer destino de ventas, al demandar menos autos mexicanos en 25,9% respecto del 2013; Alemania es el cuarto destino de exportaciones, que se desacelera 33,8%, abundó Solís.

El presidente de la AMIA mencionó que durante el noveno mes las exportaciones crecieron 2% respecto de septiembre del 2013, al vender 220,239 autos al mundo.

Repunte a doble dígito en ventas de autos provoca optimismo. El sector automotor aumentó su expectativa de venta doméstica para cerrar el 2014 con 1.120.000 vehículos, luego de mostrar repunte de doble dígito en los últimos tres meses, informó Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

En septiembre, los distribuidores comercializaron 89.116 unidades, al aumentar su volumen 13,7% respecto al mismo mes del 2013, impulsado por las promociones e incentivos de la industria, destacó.

En conferencia, Rosales precisó que el segmento de los autos subcompactos creció 34,6%, rubro que marca tendencia en las ventas por poseer 33,2% de la estructura total de ventas en el país.

Entre los vehículos subcompactos con mayor venta se encuentra el Aveo de General Motors, al crecer 5,7% y contabilizar 46.382 unidades al noveno mes. Le siguen el Spark, con repunte de 25% (28.629 autos), el Vento de VW, con 26.334 (sin registrar comparativo por ser unidad de introducción), y el boom del March con 49,8 por ciento.

“Este repunte responde a los incentivos otorgados por productores y distribuidores para mover su inventario; así como a las ventas postergadas desde el primer semestre del año”, expresó el directivo.

El optimismo de la AMDA se fundamenta en que el mercado interno responde a incentivos por armadoras y los del gobierno federal para incentivar las ventas; lo cual resulta positivo después de que la industria redujo en dos ocasiones su expectativa de ventas.

Sin embargo, el pronóstico de ventas se ubica muy similar a la registrada hace 10 años, a lo que Rosales le llamó “una década perdida”.