Sao Paulo. - La industria avícola brasileña sacrificará 24 millones de pollos al día desde el jueves si los proveedores no pueden conseguir alimentos debido a una huelga de camioneros, y el gobierno tendrá que rescatar a los productores más afectados, dijo el miércoles el ministro de Agricultura.

El principal exportador de pollo del mundo podría sufrir un colapso en el sector avícola si se sacrifican los 1,2 millones de aves que son clave para la cría, sostuvo Blairo Maggi, quien destacó que la industria tardaría al menos dos años en recuperarse si eso sucede.

"Si perdemos esas aves, perdemos toda capacidad de recuperación", informó el funcionario.

La huelga de los camioneros por los altos precios del combustible ha golpeado con dureza a la economía más grande de América Latina, generando escasez de combustible y alimentos y frenando las exportaciones de soja, carne de res y automóviles.

La industria ganadera ya ha perdido aproximadamente 1.300 millones de reales (unos US$348 millones) debido a la huelga, dijo Maggi.

El ministro estimó que ya se habían sacrificado unos 64 millones de aves. Brasil tenía alrededor de 1.000 millones de pollos antes de la huelga.

Algunos productores perderán su capital de trabajo y necesitarían asistencia financiera, agregó.