La industria brasileña de la construcción civil cumplió en marzo un año sin registrar crecimiento alguno, informó este miércoles la Confederación Nacional de la Industria (CNI).

El mes pasado, el nivel de actividad del sector cayó por quinto mes consecutivo, con el indicador marcando 48,9 puntos -en una escala de 0 a 100- donde valores por debajo de 50 indicación retracción.

Según la entidad, la actividad de la construcción civil está abajo de los 50 puntos desde marzo de 2012.

La utilización de la capacidad del sector permaneció estable en el período anualizado, operando con 70% de la capacidad, el mismo nivel que en marzo de 2012.

La CNI apuntó además que el número de empleados ha caído desde noviembre de 2012, marcando 48 puntos en marzo, ante 51,2 puntos en igual mes de 2012.

De acuerdo con el estudio, la elevada carga tributaria es uno de los principales problemas de la industria de la construcción, apuntada por 50,8% de los empresarios, mientras que 42,5% señaló la falta de personal calificado.

Pese a las dificultades, los empresarios mantienen el optimismo, según el índice de perspectivas para el nivel de actividad, que marcó 58,7 puntos.