Buenos Aires. La industria cementera incrementó 15,9% el cumplimiento en el pago del impuesto a las ganancias en 2010, luego de las impugnaciones en las declaraciones juradas realizadas por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) el año anterior, informó el organismo.

"Luego de que en 2009 se impugnaron los gastos improcedentes en las declaraciones juradas, en 2010 las empresas del rubro incrementaron un 15,9% el cumplimiento del impuesto a las ganancias", detalló el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.

Según el informe del organismo tributario, dado a conocer hoy, la actividad de elaboración de cemento y demás productos minerales no metálicos tributó en 2010 unos 526 millones de pesos (US$125.807.000), mientras que en 2009 y 2008 habían determinado 454 millones (US$108.586.000).

Asimismo, el trabajo señala que la facturación creció un 8,7 por ciento en relación a 2009; y en el último ejercicio también se incrementó un 7,8% los puestos de trabajo.

“La AFIP tuvo que incrementar sus controles dado que no se mantenía una relación entre el crecimiento de las ventas y el cumplimiento de ganancias”, aseguró Echegaray.

En ese sentido, comentó que "en 2010 aumentaron un 45% los controles a empresas del sector, llegando a 216 y en el caso de las acciones, se finalizaron 206, un 48,2% más que en 2009”.

En 2010, se llevaron a cabo diversas acciones de control sobre las operaciones internacionales, y mediante el operativo “Sustancia Económica” se identificaron 10 contribuyentes que triangularon el 59% de sus exportaciones a través de Uruguay, país con el cual no existe intercambio de información, detectando que el cien por ciento de ellas fueron destinadas a otros países.

Por declaraciones inexactas en operaciones de comercio exterior se detectaron 182 infracciones en empresas del sector, un 7,1% más que el año anterior.

En el plano judicial, en 2010 se radicaron 254 juicios por ejecuciones fiscales a empresas, un 4,1% más que en 2009, por un monto de 8 millones de pesos (US$1.913.420).

Además, se trabaron 191 embargos de fondos y valores y se finalizaron 130 juicios por ejecuciones fiscales, por un monto de 3,9 millones de pesos (US$932.791), lo que representa un crecimiento interanual del 18,2%, informó la AFIP.