La Cámara Venezolana de Fabricantes de Cerveza (Caveface), señaló que la industria se enfrenta a una crítica situación de agotamiento de materia prima e insumos, producto del retraso en la aprobación de permisos de importación y en la liquidación de divisas a los proveedores internacionales, informó Caveface.

“La industria de cerveza y malta está operando con niveles históricamente bajos de materia prima e insumos, principalmente cebada malteada y materiales de empaque como tapas de botellas, gaveras, aluminio y otros que no se producen en el país”, informó Omaira Sayago, directora ejecutiva de Caveface.

“A los niveles actuales de producción, y si no se reponen con la urgencia del caso, estos insumos nos permiten operar solo hasta principios del mes de agosto”, detalló.

La directora ejecutiva explicó que “hay que recordar que la producción industrial de cerveza y malta es un proceso continuo muy complejo, que no es susceptible de ser interrumpido sin que se afecte gravemente la operación y el producto final”.

Asimismo agregó que “una planta que se pare por falta de insumos durante 3 semanas, puede requerir hasta 16 semanas para arrancar y volver a producir normalmente, con las implicaciones que esto tiene para la disponibilidad del producto en el mercado”.

La ejecutiva hizo una descripción del sector productor de cerveza y malta e indicó que en Venezuela operan 8 plantas industriales, 171 centros de distribución, los cuales aporta más de 3% del total de la recaudación de impuestos internos y genera 12.000 empleos directos y más de 100.000 indirectos.

Omaira Sayago explicó que, debido a los retrasos acumulados desde finales del año pasado en la aprobación de Certificados de No Producción Nacional (Cnpn) y en la liquidación de las divisas que requieren los proveedores internacionales (AAD y ALD), a la industria se le ha cerrado el crédito con estos suplidores.

Actualmente, el Ejecutivo tiene una deuda con los proveedores internacionales, por concepto de liquidación de divisas, de US$217 millones. “Por esta razón, existe el riesgo inminente de que se interrumpan los despachos de materia prima e insumos”, explicó la representante de Caveface.

De igual manera indicó que “la situación se agrava porque, si los permisos se aprobaran de forma inmediata, el proceso de reposición de inventario puede demorar hasta 60 días”.

La ejecutiva hizo una descripción del sector productor de cerveza y malta e indicó que en Venezuela operan 8 plantas industriales, 171 centros de distribución, los cuales aporta más de 3% del total de la recaudación de impuestos internos y genera 12.000 empleos directos y más de 100.000 indirectos.

“Una eventual interrupción de operaciones tendría consecuencias muy importantes, no solo en la disponibilidad de uno de los productos más apreciados por los venezolanos, sino además sobre nuestro aporte al PIB manufacturero y sobre el empleo de muchísimas familias”.

Sayago explicó que la situación ha sido informada a las autoridades nacionales en numerosas oportunidades a través de comunicados tanto de la Cámara Venezolana de Fabricantes de Cerveza como también de sus empresas afiliadas.

La directora ejecutiva de Caveface agregó que “es por esto que confiamos en que vamos a recibir la respuesta urgente que necesitamos, antes de que se produzca cualquier escenario de parada de plantas”.

Caveface enfatizó su total disposición a participar en todas las reuniones de trabajo conjunto con las autoridades pertinentes, en cuanto sean convocadas.

De tal manera, Omaira Sayago informó que “tenemos propuestas muy concretas que, de adoptarse, nos permitirían refinanciar las deudas pendientes con los proveedores internacionales de materia prima e insumos. De hecho, hemos solicitado una reunión urgente con el Ejecutivo para plantear estas ideas”, dijo.