Santiago. La comercialización de autos híbridos enchufables, o Plug-in, a nivel mundial tendrá un crecimiento importante entre el período 2010 y 2015, donde se estima una facturación de 3,2 millones de unidades, según una investigación de Pike Research.

El 2011 será el repunte de este segmento de la industria automotriz, que se ha visto beneficiado por los esfuerzos de las firmas para hacer accesibles  complementos como las baterías.

Según el experto Dave Hurst, los autos eléctricos convencionales seguirán con el liderazgo y la producción de los Plug-in será complementaria, consignó Estrategia.

China será el mercado mejor aspectado. Se proyecta que el mercado asiático tendrá ventas por 888.000  unidades hasta 2015, un 27% de la producción mundial.