La industria de reuniones en la capital generó US$2.000 millones en ingresos por esta actividad, reveló el presidente del Buró de Convenciones y Visitantes de Lima, Carlos Canales.

Refirió que la industria de reuniones tiene un crecimiento de dos dígitos anuales, acumulando más del 90% en los últimos cuatro años, y superando el ritmo de expansión del turismo receptivo. 

“En los últimos cinco años, la industria de reuniones en Lima generó en divisa US$2.000 millones”, dijo Canales.

En ese sentido, consideró importante un mayor trabajo de todos los sectores del país por impulsar más el Perú como destino para el turismo de reuniones, debido a los beneficios para la economía del país y la imagen a nivel mundial.

“Nuestro visitante (el turista de reuniones) gasta cinco veces más por día que un turista tradicional, la economía de la ciudad y del país se dinamiza rápidamente”, subrayó.

Asimismo, recordó que eventos grandes, importantes y globales son muy necesarios para el país como la cumbre del cambio climático COP 20 el 2014, la cita de gobernadores del Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial el 2015. 

“La reunión de APEC desarrollada en noviembre del año pasado, que no solo dejó cerca de US$100 millones, sino que convirtió a nuestra ciudad capital como un gran destino de reuniones, mostrando atributos como nuestra ubicación geográfica, conectividad, clima, gastronomía, calidad de servicios y las conocidas riquezas turísticas que posee el Perú”, dijo.

En ese sentido consideró importante que se deberían realizar en Lima unos tres a cuatro reuniones anuales de más de 5.000 participantes, a fin de seguir con el dinamismo de esta actividad económica.

Para ello, consideró importante la labor que pudieran desempeñar las representaciones del país en el exterior, a fin de promocionar al Perú como destino para las reuniones.

“Para ello, tienen al Buró de Convenciones y Visitantes de Lima como aliado y socio estratégico”, expresó Canales Anchorena.

También recordó que el Perú pasó del puesto 14 en el 2011 al primer lugar en 2015 y segundo lugar en 2016, en el ranking de la industria de reuniones en la región, de acuerdo a la Asociación Internacional de Conventos y Congresos (ICCA por sus siglas en inglés).

En ese sentido, consideró que una vez que se construya la segunda pista del aeropuerto internacional Jorge Chávez y el Centro de Convenciones de Lima (CCL) se entregue en concesión a un operador privado, la actividad de las reuniones tendrá una mayor expansión en el país.