Hasta hace algunos años las exclusivas marcas Cartier, Louis Vuitton, CH Carolina Herrera, Emporio Armani, Hyatt Hotel, W Hotel, por nombrar algunas, se podían encontrar solo en Europa o Estados Unidos. Sin embargo, ese escenario ha cambiado, ya que actualmente varias de esas empresas cuentan con sucursales en diferentes países de la región y su plan es expandir sus operaciones. 

Actualmente, América Latina es uno de los mercados más pujantes de esta industria, quedando sólo detrás de Asia, en lo que ha cifras se refiere, según afirmó Lorena Gálvez, gerente de Marketing División Chile del centro comercial Parque Arauco. 

Brasil y México serían los mercados relevantes a nivel local, mientras que Argentina, Bolivia y Venezuela habrían decrecido por sus políticas restrictivas. Chile, en tanto, es uno de los países que juega un papel importante dentro de la industria, dado que se ha convertido en una plaza interesante para las marcas de lujo.

En el 2011 el país sudamericano alcanzó un crecimiento del 30%  y logró una facturación de US$429 millones, de acuerdo a las cifras entregadas por Asociación de Marcas de Lujo (AML).

“Chile está creciendo a índices superiores al crecimiento de la economía general (...) La industria del lujo en Chile continúa entre las más estables y con mayores proyecciones de desarrollo respecto a otros países de América y Europa, con una tasa de crecimiento del 10% durante el 2012, alcanzando ventas, a la fecha, equivalentes a US$472 millones”, explicó el presidente de la asociación y gerente general de Chrysler, Nicholas Parkes.

2210

A comienzos del ejercicio anterior, la entidad proyectó que si el crecimiento anual seguía en ese rango, la facturación para 2012 sería de US$557 millones. No obstante, las cifras fueron otras. 

Sin embargo, esta baja no es apreciada de forma negativa por la asociación, dado que este estancamiento era esperable y refleja que la industria está entrando a una etapa más madura y que aún continúa con espacio para seguir desarrollándose. Es más, para este año la AML estima que la industria crecerá al menos 10% más que el 2012. 

¿Por qué Chile? El significativo desarrollo de esta industria en el país sudamericano se explicaría por la estabilidad política y económica, que el 2012 cerró con una expansión de 5,5%, según informó el Banco Central. 

“En la medida que el país crece, el poder adquisitivo aumenta y el consumidor se hace más exigente porque puede viajar y comparar cómo se desarrolla el retail en otros mercados, y luego demanda ese estándar en Chile. A medida que el país se abre al mundo, el viajar se ha convertido en algo más cotidiano y accesible", agregando que "los chilenos han comenzado a manejar las tendencias y, como las cifras indican, a aumentar el segmento que consume productos de lujo”, explicó Lorena Gálvez.

A juicio de Joseph Ramos, profesor de la facultad de Economía de la Universidad de Chile y doctor de Economía de la Universidad de Columbia, hay otros tres factores que explicarían el desarrollo de esta industria. Uno de ellos es que gracias a que Chile prospera progresivamente, más gente ha pasado de la clase media- media a la media-alta, pudiendo tener más posibilidades de acceder a productos y servicios exclusivos. “En los últimos 25 años el ingreso de las familias se ha triplicado y se ha dado un crecimiento hacia arriba”, detalló.

El segundo tiene relación con la desigualdad de distribución de ingresos que posee el país, estableciendo una clara diferencia entre quienes tienen más opciones de acceder a productos y servicios versus quienes no. "El 10% más rico del país posee el 35% del ingreso nacional, por lo que el poder de compra de ese 10% es fuerte. Esta es una buena noticia para la industria del lujo, pero no tanto para el país", explicó el académico.

El tercero es un aspecto cultural y que se refiere a que ahora los chilenos son más conspicuos a la hora de consumir, no siendo tan discretos como lo eran hace unos años atrás. Y es que se ha posicionado tan bien la industria en el país, que Parque Arauco decidió crear una sección específica en el boulevard destinado exclusivamente a esta industria, llamado el Distrito de Lujo, la que se sumaría a la oferta que ya brinda el exclusivo barrio Alonso de Córdova. El Distrito de Lujo ocupará el tercer nivel del centro comercial y estará dirigido a los clientes de segmento alto y turistas. Louis Vuitton, CH Carolina Herrera, Dolce & Gabanna, (estas dos con su primera tienda en el país), Emporio Armani, Ermenegildo Zegna y Ferragamo, entre otras, serán algunas de las marcas exclusivas que estarán presentes. 

Es así como la llegada de nuevas marcas al país también ha ido motivando el consumo, provocando a su vez una importante afluencia de turistas internacionales, especialmente brasileños que llegan al país sudamericano para adquirir productos de lujo. Sin embargo, el dinamismo también se explica por segmento etario y de género. En este sentido las mujeres profesionales buscan destacar a través del vestuario y de accesorios de lujo,  mientras que la generación de jóvenes cosmopolitas, con poder adquisitivo e informados, optan por marcas reconocidas, y los hombres están más preocupados de su apariencia, por lo que han invertido más en trajes, camisas, zapatos y relojes de prestigiosas marcas, según detalló AML.

 

2212

 

Por otra parte, vale tener presente que en Chile se está desarrollando una evolución del mercado de lujo hacia la experiencia, donde marcas han centrado sus servicios en está línea, ya sea a través de cafés, restaurantes y hoteles.

Tendencia. Los factores antes descritos explicarían el dinamismo que han tenido los diferentes sectores de la industria en los últimos años. El crecimiento en 2011 estuvo liderado por el segmento de automóviles (55% de crecimiento en comparación al 2010), luego le siguieron los vinos y licores ultra premium (32%) y joyería (30%).

En términos monetarios, de acuerdo a lo informado por la Asociación Marcas de Lujo, durante el 2011 la categoría motos, lanchas y yates de lujo facturó US$25,6 millones; hoteles de lujo US$212,5 millones; automóviles de lujo US$117,18 millones; relojería y joyería de lujo US$52 millones; vinos y licores ultra premium US$3,25 millones; alta costura US$8,8 millones; alta tecnología y diseño de lujo US$9,6 millones.

En tanto, en el 2012 destacó el segmento del lujo personal -encabezado por los accesorios, cosméticos y joyería de lujo- con 20% de crecimiento y la alta costura con 15%.

"La relojería de lujo mostró un crecimiento importante el año 2012 en el mercado chileno. Marcas como Cartier, Omega y Montblanc tuvieron crecimientos cercanos al 15%. Para este año pronosticamos crecimientos similares, en especial en la marca Omega, ya que abriremos la primera boutique de la marca en nuestro país, en el distrito del Lujo de Mall Parque Arauco", detalló Paloma Cintolesi, gerente comercial de H. Briones Comercial.

En lo que respecta al segmento de vehículos premium, Ditec Automóviles -importador exclusivo en Chile de Land Rover, Volvo, Jaguar y Porsche- informó en un reporte, que a noviembre de 2012 se registraron 10.478 vehículos vendidos, lo que representa un crecimiento de 8,3% en comparación con el mismo período de 2011, que alcanzó 9.669 unidades comercializadas a noviembre.

Las cuatro firmas de la importadora presentaron un crecimiento promedio de 12% respecto del mismo período de 2011, dado que según el detalle de Ditec, Volvo creció 7% alcanzando 1.802 unidades vendidas, Land Rover incrementó su comercialización 22,7% con 572 vehículos colocados en el mercado, Porsche aumentó sus ventas 9,2% llegando a 318 unidades, y Jaguar progresó 7,6% llegando a 70 automóviles comercializados.

Además, las cuatro marcas prevén para el 2013 superar las ventas de 2012 gracias a nuevos modelos y lanzamientos. “En el caso de Volvo, con la entrada del V40 y el V40 Cross Country; en Porsche con la reciente incorporación al portafolio del nuevo Boxster, la llegada del nuevo Cayman y nuevas versiones de Panamera y Cayenne; En Land Rover con el reciente lanzamiento del nuevo Range Rover (que se comenzará a comercializar en marzo de 2013) y la consolidación en el mercado del Evoque y Freelander. En tanto Jaguar que se potenciará con la llegada del nuevo F-Type”, especificó la compañía, agregando que en esto contribuirá el Porsche Center, que tendrá la capacidad de atender a más de siete mil autos anuales y fue designado como el centro de capacitación regional para todos los ejecutivos de la región, transformándose en uno de los más grandes e importantes a nivel mundial.

En cuanto al segmento de los hoteles, el gerente general del hotel W Santiago, James Hughes, manifestó de acuerdo a sus estimaciones, "el sector hotelería de lujo crecerá en promedio entre 5% y 10% en 2013, el crecimiento en 2012 se estima en 10%, la tarifa promedio del segmento cinco estrellas está bordeando los US$200, pero siguen siendo de las tarifas más bajas de la región".

 

2214

 

Este rubro dentro de la industria del lujo estaría en pleno desarrollo, porque de acuerdo a lo explicado por el CEO de hoteles W Santiago, aparte de las grandes cadenas y marcas de lujo, "están naciendo en Chile varios proyectos en destinos que también son de lujo, por ejemplo el hotel Awasi en San Pedro de Atacama,  el Hangaroa de Isla de Pascua, los Explora de Isla de Pascua y Torres del Paine", concluyó.

Lujo inmobiliario. Es tanto el potencial que aún tiene la industria, que también arribó al sector inmobiliario el concepto de construcción de lujo, el que se caracteriza por ser personalizado, exclusivo, con un alto nivel de tecnología, y con elementos de eco energía o tecnología amigable con el medio ambiente.

Un ejemplo de esto es el proyecto Vista Andes I, que consta de diez penthouses únicos, ubicados en la comuna de Lo Barnechea, y que cuenta con 15.693m2, en altura, con la mejor vista al valle de los Trapenses y Cordillera de los Andes, según explicó Benny Dvorquez, arquitecto a cargo del proyecto.

Los penthouses de este proyecto innovador en arquitectura que se expuso en la Universidad de Harvard en EE.UU. son de 360m2 a 800m2 y, actualmente, tienen un precio que va desde las 30.000 Unidades de Fomento (UF) a 60.000 UF, aproximadamente (US$1.442.600 a US$2.885.200, respectivamente).

"En la construcción de Lujo existe un potencial inmenso para avanzar en diferentes aspectos. Es igual en toda América Latina. Esta el diseño de la arquitectura que cada día es más exigente, contemporáneo acorde a los tiempos en que vivimos (...) Somos pocos en el rubro inmobiliario que nos atrevimos a presentar propuestas de lujo, por ejemplo en Santiago, en el barrio de Los Trapenses hay tres proyectos de departamentos que se entregan el 2013 en la categoría del Lujo con valores promedio de U.F. 115 por m2 aproximado. Vista Andes es uno de ellos", puntualizó Dvorquez.