La provisión de la Industria Nacional del Cemento (INC), que actualmente oscila entre 45.000 y 48.000 bolsas por día, no disminuirá aún si se registra un paro de horno, según lo afirmado por el presidente de la estatal, Édgar Acosta Alcaraz.

Es que la INC cuenta con un stock de clínker de 62.370 toneladas, suficientes para producir 1.500.000 bolsas del material de construcción, para más de un mes de despacho.

No obstante, Acosta señaló que el paro no es seguro, ya que la carga de fueloíl puede llegar antes de acabar el stock actual, que durará hasta fin de mes.

Además, el mercado está bastante calmado respecto a las demandas del cemento, agregó Acosta, ya que hay pocas obras de construcción de infraestructura.

Por otro lado, la estatal tiene previsto comprar 80.000 toneladas de clínker para asegurar la provisión del cemento para fin de año, cuando hay gran demanda y suele haber problemas de bajante de río.

Sin embargo, dos llamados a licitación fueron declarados desiertos, porque se buscan precios bajos del insumo. En el primer caso, el valor ofrecido fue de US$133 por tonelada, y en el segundo, US$129.

En cuanto al despacho de INC en este 2012, en mayo se registró un despacho de 45.943 bolsas de cemento por día, la cantidad normal según la capacidad nominal de la fábrica. Los meses anteriores la entrega fue de 34.778 bolsas en abril, 34.534 en marzo, 30.592 en febrero y 21.595 en enero.