La Habana. La industria turística cubana, segundo rubro aportador de divisas a la isla, creció en un 14,2% durante el primer trimestre del año, confirmó hoy la estatal Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

Entre enero y marzo últimos arribaron a Cuba un millón 136.948 turistas, cifra que representa un crecimiento de 14,2% en relación con igual período del año anterior, señaló un informe de la ONEI que confirmó los datos aportados antes por el Ministerio de Turismo (Mintur) de la isla.

Nunca antes en ese período habían entrado a Cuba tantos extranjeros, de acuerdo con la publicación "Turismo. Llegada de visitantes internacionales. Enero-Marzo de 2015", elaborada por especialistas del Centro de Gestión de la Información Económica, Medioambiental y Social de la ONEI.

Según las cifras ajustadas por meses, el informe detalló que en enero llegaron a la isla 370.877 turistas, para un crecimiento de 15,9% con respecto a igual mes de 2014; en febrero, 361.650 (14,4% más que en idéntico mes del año precedente); y en marzo, 404.421 (12,5% más).

Canadá sigue siendo el principal cliente del destino Cuba, al reportar en el primer trimestre la llegada a Cuba de 551.773 personas.

Tras el mercado canadiense aparecen en orden de importancia Alemania, de donde acudieron 52.904 vacacionistas; Francia, con 44.319; Inglaterra, con 43.222, e Italia, con 39.177.

En el informe se destacó la reactivación de la llegada de cruceros, que trajeron a la isla a 8.272 vacacionistas, lo que significa un incremento en esa modalidad de 289,1 por ciento con respecto a igual período del año anterior.

"El primer trimestre de este año ha sido magnífico, (...) y se augura para lo que queda de 2015 que sea muy bueno", dijo el titular del MINTUR, Manuel Marrero al inaugurar hace una semana el VII Festival Internacional Varadero Gourmet, un evento anual que busca promover la culinaria cubana.

El ministro comentó que la isla está en un momento importante del turismo, marcado por una efervescencia en el quehacer turístico del país, con un incremento de la demanda de negocios.

Marrero pidió aprovechar la participación complementaria al turismo de la actividad no estatal, que ya cuenta en la isla con unos 1.600 restoranes privados y más de 8.000 habitaciones de alquiler.

A tono con la actualidad política, la industria turística cubana parece aprestarse a crecer aún más ante una eventual normalización de las relaciones con Estados Unidos.