"El contrato de Electricidad de Cortés (Elcosa) – la primera empresa que firmó con el gobierno un contrató de generación de energía con bunker–, no debió ampliarse porque mantiene los cargos fijos que encarecen el precio de la energía eléctrica al consumidor final", expresó el presidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), Adolfo Facussé.

Datos proporcionados por el Colegio de Ingenieros Mecánicos, Electricistas y Químicos de Honduras (Cimeqh), indican que los cargos fijos en el contrato ampliado de Elcosa ascienden a más de 0.13 centavos de dólar por mes, por kilovatio generado.

"Los cargos fijos de la empresa ya fueron cubiertos durante el tiempo que ha operado esta empresa. En cambio, solo debió incluir cargos variables", indicó Facussé.

Según el industrial, su gremio es del parecer que el contrato de Elcosa no debió de ser ampliado. "Al término del convenio en junio último, Elcosa debió de quedar en libertad de vender la energía a quien ellos quisieran en el marco de una sana competencia", dijo.

Elcosa aporta al sistema interconectado nacional alrededor de 80 megavatios.

Para el empresario, la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) tampoco debe ampliar la vigencia del convenio con Lufussa Uno, que genera 39.5 megavatios. "Nuestro criterio es que estas empresas paguen a la ENEE un peaje por usar las líneas de transmisión diseminadas en todo el país". Las plantas térmicas aportan 653.7 de los 1,195 megas que demanda el país.