Para diciembre del 2015, los industriales del país prevén recibir energía eléctrica más barata, con precios que se reducirán entre 30 y 35% de lo que pagan hoy, esto como resultado del programa piloto de las plantas de energía eólica y solar que construirán empresas nacionales y extranjeras.

Lo anterior lo informó Francisco Funtanet Mange, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), al precisar que las empresas afiliadas de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) de la zona occidente serán las primeras que gozarán de los beneficios de este programa, al dotarles ahorros en los precios de la energía eléctrica.

Explicó que se les dio preferencia a estas empresas porque en el 2012 se vieron afectadas por las alertas críticas de desabasto de gas natural y por ende, hubo incrementos en la energía eléctrica, lo que les derivó en pérdidas económicas, así que será una medida para compensar.

El presidente de la Concamin recordó que en noviembre pasado se firmó un convenio entre empresarios suizos, españoles y mexicanos para generar energía eólica y solar en México a través de la construcción de una planta, cuya inversión rondaría los US$900 millones.

“Es un esfuerzo entre la Canacintra y la Concamin para dotar a las pymes de mayor competitividad; es una inversión importante de capital nacional y extranjero, particularmente español y suizo”, expresó.

Mencionó que los inversionistas se encuentran en el proceso de trámites necesarios para el arranque del proyecto y de la planta, así como en negociaciones con la banca de desarrollo para que se les otorguen apoyos crediticios.

“Tenemos la certeza de que a finales del 2015, entre noviembre y diciembre, tendremos un programa piloto que permita ahorro de 35% en electricidad para los empresarios. Va caminando, es algo que nunca se había hecho”, celebró Funtanet.

El presidente de la Concamin aseguró que en los próximos meses y años seguirán llegando inversiones, las cuales superarán a las proyectadas por los US$50.000 millones. “Los ojos del mundo en positivo están puestos en México por la reforma energética, será el gran detonador del crecimiento de la industria”, sostuvo.