La posibilidad de que haya un fuerte desabasto de petrolíferos en el mercado nacional se incrementa ante el nulo crecimiento de la capacidad de almacenamiento que tiene Pemex en sus terminales y la saturación de sus ductos, considera la Asociación para el Desarrollo de Empresarios Gasolineros AC (Adegas).

En un documento presentado a altos ejecutivos de Pemex, el organismo hizo un diagnóstico de la empresa en el que indica la debilidad de sus operaciones logísticas y su mínima capacidad de respuesta en caso de que haya un desbalance de la oferta y la demanda, todo ello frente a la apertura programada en el 2017.

“El diagnóstico logístico de su infraestructura actual muestra limitaciones, fragilidad de inventarios y severas deficiencias. De manera recurrente, 30 terminales cuentan con inventarios menores a un día; 10 terminales son críticas y 40% de la red de ductos se encuentra saturada”, se lee en el documento. Además, los nodos de importación operan a su máxima capacidad.

Según Adegas, que es una asociación de empresas de México, Estados Unidos, España e Italia, la lista de problemas que va a enfrentar Pemex en el corto plazo, es la siguiente:

Con la incursión de nuevos importadores, PMI (Pemex Internacional) perderá volumen y por lo tanto precio; la logística tiene un costo que a partir de ahora será cobrado a los franquiciatarios; los modelos que existen en el extranjero de gasolineras cuentan con servicios como Wi-Fi, restaurantes o autolavados regaderas.

“La situación económica que vive Pemex impide un desarrollo de sus franquicias por sí solo”, indica Adegas.

“La competencia por el mercado con la entrada de nuevas marcas cambiará y será mucho más competitiva, reduciendo márgenes por la sola venta de combustibles”; además, “el deterioro de la marca Pemex es sin duda uno de los grandes problemas junto con el robo en pipas sindicalizadas de 2%” (sic).
Apoyo y consultoría

La Adegas tiene como objetivo el establecimiento de contactos entre petroleros nacionales e internacionales, la generación de oportunidades para sus socios, el desarrollo de tecnologías, know-how y evolución de los diferentes negocios abarcando el upstream, midstream y downstream.

Contribuye también con la colaboración internacional entre empresarios privados, refinerías, blenders, logística, transportes, operadores de estaciones de servicio y clientes.

“La mejora de condiciones para nuestros agremiados en los servicios que les ofrecen cada uno de los proveedores, incluyendo franquiciatarios”, refieren.

Adegas expone que las opciones que le tienen a los empresarios mexicanos es la compra-venta de la gasolineras, ofrecer acuerdos preferentes con Pemex, asumir contratos de suministro (abanderamiento de estaciones de servicio), generar marca y obtener permisos de la CRE para expendio al público, distribución o almacenamiento.