El Ingenio Chabil Utzaj, situado en el valle del río Polochic inició labores este miércoles bajo la administración del nicaragüense grupo Pellas.

El gerente general de la empresa, Miguel Maldonado Muñoz, informó que desde que el grupo empresarial adquirió la mayoría de acciones, el 24 de marzo del año pasado, se han invertido alrededor de US$18 millones (Q630 millones) en mejorar infraestructura.

Además, agregó que en 2012 se invertirá una cifra similar en el presupuesto de la compañía y en mediano plazo invertirán entre US$30 millones y US$40 millones en un proyecto de generación eléctrica de 12 MW.

El ingenio, que era propiedad de la familia Widmann, originalmente estaba situado en Escuintla, tenía por nombre Guadalupe y había dejado de producir en el 2005.

Según Maldonado, los anteriores propietarios tienen 12% de acciones, mientras que el Grupo Pellas es dueño del 88% restante.

La familia Widmann decidió trasladares al valle del Polochic en la búsqueda de nuevas áreas de cultivo y luego de una fase de experimentación de la siembra, proyectaron obtener una primera zafra en el 2008, pero nunca se llevó a cabo.

Ya ubicados en el lugar experimentaron problemas de pagos con el Banco Centroamericano de Integración Económica quien financió parte del proyecto y enfrentaron ocupaciones ilegales de campesinos de la localidad.

La zafra. La nueva administración empezará la zafra a finales de febrero próximo y tiene estimado que procesará 75 mil toneladas de caña para obtener 150 mil quintales de azúcar cruda.

La producción, según Maldonado, se venderá en el mercado internacional y será exportada en sacos de 100 libras desde Puerto Santo Tomás de Castilla, antiguamente llamado Matías de Gálvez, en Izabal.

La compañía cuenta con alrededor de 900 cortadores, pero se estima que durante la zafra podrían llegar a mil 500 personas.