Piracicaba. Los ingenios azucareros brasileños que buscan cultivar la primera variedad de caña de azúcar genéticamente modificada (GM) del mundo han plantado un área inicial de 400 hectáreas, según la firma de investigación detrás del proyecto.

Alrededor de 100 ingenios están trabajando con la caña GM desarrollada por el Centro de Tecnología Canavieira (CTC) con genes de Bt (Bacillus thuringiensis), que la hace resistente al barrenador de la caña, dijo a Reuters Gustavo Leite, gerente general de la compañía.

El barrenador de la caña es un insecto muy extendido que le cuesta a los ingenios brasileños unos 5.000 millones de reales (US$1.500 millones) al año en pérdidas y gastos en insecticida.

El desarrollo de nuevas variedades de caña de azúcar es visto por expertos como clave para mejorar los rendimientos agrícolas, ya que reduce los costos de producción y aumenta los márgenes de ganancia en una industria que lucha con los bajos precios globales del azúcar.

Pero muchos ambientalistas se oponen a la propagación de la planta de variedades GM que matan a los insectos, y sostienen que podrían causar desequilibrios en las áreas donde se cultivan en masa.

El año pasado, Brasil aprobó el uso comercial de caña de azúcar GM de CTC, la primera vez que se concede tal permiso en cualquier parte del mundo.

Leite, un exejecutivo de Monsanto, dijo que el objetivo de la compañía es aumentar rápidamente la extensión de la superficie plantada con la nueva variedad en los próximos tres años, con una meta de alrededor de 1,5 millones de hectáreas.