El banco estadounidense Goldman Sachs reportó este martes una utilidad en el tercer trimestre, frente a pérdidas del mismo período del año pasado, gracias a que sus ingresos se duplicaron con creces por las ganancias en acciones y bonos que la entidad mantiene como inversiones.

El banco de inversión reportó una ganancia de US$1.500 millones, o US$2,85 por acción, aplicable a los tenedores de títulos comunes, que se compara con una pérdida de US$428 millones, u 84 centavos por título, del mismo período del año anterior.

Los ingresos netos subieron un 133% a US$8.350 millones desde los US$3.600 millones de un año atrás.

Los analistas esperaban, en promedio, una ganancia de US$ 2,12 por acción e ingresos por US$7.300 millones, según Thomson Reuters I/B/E/S.

La mayor parte del aumento de ingresos de Goldman llegó gracias a su división de inversión y préstamos, que mantiene títulos accionarios y bonos como inversiones.

El valor de esos activos subió luego de que la Reserva Federal estadounidense reveló un nuevo programa para impulsar la liquidez, aunque los volúmenes y la actividad de operaciones permanecieron con poco movimiento.

El banco reportó ingresos por US$1.800 millones procedentes de ese negocio. Un año antes, la división de inversión y préstamos redujo el ingreso general en US$2.500 millones.

En un comunicado, el presidente ejecutivo de Goldman, Lloyd Blankfein, describió el desempeño del banco en el tercer trimestre como "sólido en general".

Las acciones de Goldman subían 50 centavos a US$125 en operaciones previas a la apertura del mercado.

El banco también elevó su dividendo trimestral a 50 centavos por acción desde los 46 centavos previos.

El valor de la deuda de Goldman creció durante el último trimestre, lo que exigió a la empresa afrontar un cargo que redujo las ganancias en US$370 millones.

En el tercer trimestre del 2011 Goldman asumió un cargo contable similar, al igual que otro por la recompra de acciones preferenciales al multimillonario inversor Warren Buffett.