París. El segundo fabricante de autos más grande de Francia, Renault, informó este miércoles que sus ingresos cayeron 11,8% para ubicarse en 8.260 millones de euros (US$10.750 millones) durante el primer trimestre del año, en medio de la persistente contracción económica del bloque europeo.

En una declaración emitida por Renault, la compañía indica que vendió 608.455 vehículos durante el primer trimestre de 2013, cifra 4,7% menor que la registrada en el mismo periodo del año pasado debido a que "en Europa, el mercado fue más difícil de lo que se esperaba". El grupo reportó una caída del 10% en sus ventas en el continente europeo.

En cuanto a la división automotriz, ésta contribuyó de forma negativa al ingreso total del grupo con 7.730 millones de euros, cantidad que representa una baja del 12,6%.

"Las matriculaciones y los ingresos cayeron. Sin embargo, el grupo reforzó su posición en sus principales mercados y continuó su expansión internacional impulsada por el éxito de los nuevos productos", indicó el fabricante de autos francés en su informe trimestral.

En el informe también se indicó que la empresa ganó participación de mercado en cuatro de sus cinco principales mercados: Francia, Rusia, Alemania y Argentina, en los que subió 1,4%.

Para 2013, Renault espera "mayores matriculaciones, un margen positivo de operaciones automotrices y un flujo positivo de efectivo por las operaciones automotrices, siempre y cuando los mercados europeo y francés no empeoren más de lo esperado".

Debido al ambiente de incertidumbre económica, el grupo pronostica que el mercado automotriz se contraerá 5% en Europa y que el mercado mundial crecerá 3%.