El gerente general de la Empresa de Transmisión Electrica (ETESA), Iván Barría, dio inicio al Proyecto Tercera Línea de Transmisión Eléctrica que conectará al país con la zona de mayor producción de energía, esto aliviará los problemas energéticos que ha estado aquejando a Panamá.

La obra está a cargo de Odebrecht Infraestructura, aumentará la capacidad de transmisión de la energía y la confiabilidad en el sistema.

La Tercera Línea de Transmisión Eléctrica conlleva la construcción de una línea de doble circuito desde Tolé, en la provincia de Chiriquí situado al oriente panameño, hasta Condado del Rey, en la ciudad capital con una capacidad para transportar 800 MW y una extensión de un total de 300 km aproximadamente. Serán erguidas aproximadamente 850 torres que tendrán un promedio de separación (distancia) de 350 metros hasta 1,200 metros, dependiendo del área donde estarán ubicadas, en paralelo, al norte de las líneas de transmisión 1 y 2. 

Barría, destacó: “Contar con el tercer corredor también denominado Tercera Línea a nivel de 230 Kv, uno de los proyectos más urgentes del sistema de electricidad Nacional, beneficiará a Panamá en términos de la capacidad de transmisión y transferencia de energía, permitiendo las condiciones estructurales para el crecimiento y desarrollo constante del país”.

El Proyecto Tercera Línea de Transmisión Eléctrica, que tiene una duración de 30 meses desde la orden de proceder de 26 de febrero de 2014, generará alrededor de 1.500 puestos de trabajos directos e indirectos, ocupados en su mayoría por moradores cercanos a la obra.