Con dos meses de retraso, la industria del melón comenzó con sus actividades correspondientes a la temporada 2010-2011.

La preparación de tierra y la siembra de la fruta se realizan de manera simultánea en casi 6,000 manzanas que se cosecharán en los departamentos de Choluteca y Valle.

Las constantes lluvias que azotaron el país desde comienzos de mayo anterior retrasaron el inicio del primer ciclo de la nueva cosecha de melón, la que arrancó hace una semana.

En los últimos 10 días, las precipitaciones pluviales han parado, lo que ha sido aprovechado para preparar la tierra y comenzar la siembra, dijo José Cálix, ejecutivo del Grupo Agrolíbano, el mayor productor en el país.

Agregó que a finales de diciembre comenzará a salir la cosecha, la que gran parte se destina al mercado de exportación y una pequeña cantidad se queda para el consumo local.

Inmediatamente, los productores iniciarán el segundo ciclo, con el propósito de aprovechar las ventanas de exportación en sus tradicionales mercados, que es la época en donde se pagan buenos precios por caja.

Mercados. Países de la Unión Europea y Estados Unidos figuran como los principales destinos para el melón hondureño. Las variedades que más se cosecharán en esta temporada son cantaloupe, honeydew y galia.

Los países centroamericanos destacan como el tercer nicho en importancia para esa fruta.

Pronósticos de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) indican que el valor exportado superará US$40 millones, cifra similar a la de la cosecha anterior, cuando cerró en US$41.8 millones. El volumen exportado en la temporada 2009-2010 fue de 232,058 kilogramos.