Impulsado por ventas correspondientes al segmento de casas con precios sobre los CH$109,8 millones (poco más de US$230 mil), la inmobiliaria chilena Manquehue espera obtener ventas récord por US$150 millones en el 2011. Dicha meta implicaría triplicar lo facturado en 2009 y un 43% superior a 2010.

La firma, controlada por la familia Rabat (85%) y el grupo Corso (de la accionista de Falabella, Teresa Solari), ha registrado un fuerte posicionamiento en el nicho de casas sobre los US$230 mil, lo que ha hecho que una de cada siete casas que se vende en la Región Metropolitana (donde se ubica la capital chilena, Santiago) con precios sobre 5.000 UF pertenece a Inmobiliaria Manquehue, según el gerente comercial de la empresa, Juan Enrique Nestler.

Nestler indicó que en el primer semestre la facturación registró un alza de 54% respecto del mismo período anterior, y de más del 90% en comparación con la primera mitad de 2009. En términos de unidades, se comercializaron poco más de 500 unidades, de las cuales el 90% correspondió a casas.

"Las estimaciones para 2011 son auspiciosas, impulsadas por nuevas inversiones y el desarrollo de proyectos residenciales en las regiones Metropolitana y Sexta", dijo Nestler, según La Tercera, quien agregó que el entorno económico también contribuye al crecimiento generalizado del sector inmobiliario, con bajos niveles de desempleo, inflación y tasas de interés.

Desde este escenario, Manquehue proyecta cerrar el año con unas 1.076 unidades vendidas.